Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Roban casa, cobra cheque y está libre

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana BelsassoLa Razón de México
Por:
  • Bibiana Belsasso

Se acuerdan de Azalia Ojeda Díaz, conocida como La Negra, quien participó en la primera temporada de Big Brother México, allá por 2002.

Roces con la justicia

La exparticipante de un reality show fue detenida en 2011 por infringir las reglas de tránsito e insultar a un policía, en compañía de otras mujeres. El video se viralizó y fueron bautizadas por las redes sociales como las "ladies de Polanco".Foto: Cuartoscuro

La semana pasada, esta mujer fue detenida mientras intentaba cobrar un cheque con valor a $350 mil, en una sucursal bancaria en Atizapán de Zaragoza.

Llegó al banco y la cajera se percató que ese cheque había sido reportado como robado; llamó a la policía, que le hizo una revisión a Azalia y le encontraron más cheques también robados.

Pero, además, en un principio, la carpeta de investigación indicaba que La Negra quiso sobornar a los policías cuando fue arrestada, pero al momento de ratificar los hechos, el comandante César Santos ya no continuó con la denuncia por cohecho.

La historia empieza días antes. El pasado 10 de mayo, se hizo un robo a casa habitación en Ciudad Satélite, Estado de México.

Los asaltantes robaron una caja fuerte con dinero, varias chequeras y documentos. Pues un cheque de esos robados es el que quiso cobrar Azalia.

En algún momento se pensó que alguien le hubiera podido dar ese cheque, pero después se supo que Azalia era una de las personas que había acudido a la casa el día del robo, aunque ella no entró.

Las lagunas judiciales le permiten a esta mujer evadir responsabilidad, pues de acuerdo con las cámaras de seguridad, La Negra fue captada cuando conducía el automóvil en el que presuntamente se dieron a la fuga los asaltantes de robo a casa-habitación, pero el argumento fue que ella no ingresó al domicilio a cometer el delito.

Hoy la abogada defensora del robo a casa-habitación, Berenice Romero, busca vincularla por este delito pues existe registro de que ese 10 de mayo, este grupo delincuencial robó en otros tres domicilios.

Estamos hablando de una mujer que participó en un robo a casa habitación, el estar afuera del domicilio en el automóvil donde se suben los asaltantes, la hace copartícipe del delito, y luego es detenida en flagrancia intentando cobrar un cheque robado.

Y además ni siquiera se hace justicia.

Parece que la ley trabaja para proteger delincuentes y ellos lo saben. ¿Quién, que no se sienta impune se le ocurre ir a cobrar un cheque robado de 350 mil pesos?

El robo a casa-habitación es uno de los delitos que más afectan a la ciudadanía. Todo parece indicar que la banda que asaltó esta casa es de origen mexicano, pero también en nuestro país están operando bandas muy estructuradas en robo a casa-habitación procedentes de Colombia.

Gente muy especializada en la guerrilla que hoy vienen a delinquir a México.

No son improvisados, son expertos en la materia e incluso dentro de su grupo tienen subespecialidades en las cuales fueron entrenados en su país.

Algunos han estudiado comportamiento humano y son expertos en la seducción y el engaño, para poder tener acceso a información sobre el bien inmueble y de la familia que será víctima. Buscan acercamientos con policías o quienes resguardan los fraccionamientos para trabajar con ellos.

Están “los boqueteros”, aquellos que abren las chapas, rompen paredes o mallas ciclónicas y cajas fuertes. Otros tienen especialidad en escalar o descender colinas o barrancas. Otros más saben de comunicación.

Otros son joyeros y saben desmontar joyas finas y fundir metales preciosos para venderlos en el mercado negro o incluso enviarlos a su país.

Puede darse que también intenten vender las joyas y relojes en México, pero es menos frecuente, pues saben que las posibilidades de ser capturados son mayores.

Hace un par de años había dos o tres de estas bandas que operaban en la Ciudad de México. Cuando eran capturados los delincuentes eran deportados a su país, pero buscaban ingresar nuevamente. Ingresar a nuestra nación, aunque se haya sido deportado, no es difícil.

Ahora hay decenas de estas bandas y cada vez más son integradas por un mayor número de personas. Son en su mayoría hombres y cada una puede estar compuesta de unos ocho o 10 integrantes.

También conocen las leyes, casi nunca entran con pistolas o armas largas para que, en caso de ser detenidos, aleguen que el robo fue hecho sin violencia y en ocasiones sólo se roban lo que les cabe en una mochila.

Es común que renten automóviles de lujo para llegar a las viviendas. Pero también han encontrado la oportunidad de rentar casas o departamentos en fraccionamientos de lujo, para conocer el modus vivendi de sus vecinos.

El Observatorio de Seguridad Ciudadana alertó sobre el incremento de robos a casahabitación, en su mayoría perpetrados por personas de origen extranjero, específicamente de nacionalidad colombiana.

Del primero de enero al 31 de diciembre del 2020 se abrieron casi cuatro mil carpetas de investigación por robo a casa-habitación, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Las colonias Vista Hermosa, Lomas de Bezares, Lomas de Chapultepec y Las Águilas fueron reportadas como las de mayor incidencia de casos.

Mientras que semáforo delictivo reporto que el Estado de México fue la entidad con mayor incremento de incidencia delictiva en 2020 por el delito de robo a casa-habitación. Las mayores denuncian se dieron en las zonas colindantes con la Ciudad de México.

De acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad, en el resto de los estados del país disminuyó el robo con violencia, pero en el Edomex no sucedió así, a pesar del confinamiento derivado del Covid-19. Precisamente en el periodo de la pandemia el robo con violencia aumentó en la entidad.

Sólo en noviembre de 2020, por robo a casa-habitación se cometieron 105 robos con violencia; es decir, 40 veces más que en agosto de ese año.

Y los detenidos por estos delitos son muy pocos, algunos son capturados por la policía, pero después con argumentos jurídicos, como en el caso de Azalia, son puestos en libertad.

La única manera de poder disminuir el robo a casa-habitación es que estos delincuentes sepan que van a tener consecuencias. Eso no va a pasar por que se sienten y se saben impunes.