Daniel Alonso

Parpadeo

ARQUETIPO FUTBOL

Daniel Alonso *Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Daniel Alonso 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Daniel Alonso

Sin darnos cuenta estamos a únicamente 299 días del inicio de la Copa del Mundo que se celebrará en Qatar y por primera vez, será durante el invierno. Probablemente, el poco entusiasmo de la afición mexicana porque cada día falta menos para la justa más importante en el futbol se deba al pésimo año 2021 que tuvo el equipo dirigido por Gerardo Martino y a las nulas alegrías provocadas a sus fervientes seguidores durante dicho periodo.

Pero el día de mañana es borrón y cuenta nueva para Martino y el Tricolor e independientemente de querer reivindicarse con la afición, la selección mexicana comienza con la ruleta rusa en las eliminatorias. No hay que olvidar que los dos últimos resultados de la Selección Mexicana son las dolorosas derrotas en el norte del continente ante Canadá y Estados Unidos y actualmente México se ubica en el tercer lugar junto con Panamá (cuarto), ambos con 14 unidades, es decir, el repechaje sería una opción real.

La buena noticia dentro de la borrasca es que el rival de mañana es Jamaica, y en el papel, el combinado mexicano debería traerse los tres puntos de Kingston; después, enfrentará de local a Costa Rica y Panamá, que son los rivales directos en este momento para evitar el repechaje ante Oceanía, que para esta ocasión, será a un solo duelo en cancha neutral. Me imagino que nadie en la Federación Mexicana querrá enfrentarse a Nueva Zelanda en sede neutral y con la presión indescriptible de jugarte el pase al mundial en 90 minutos.

Salir con la moral reinventada y el pasaje casi amarrado de esta fecha FIFA es el objetivo del Tata Martino y por eso llamó a 30 futbolistas en los que destacan algunos regresos. En tan sólo siete días la mala racha del representativo mexicano puede quedarse atrás y dar un giro de mayor calma con miras al Mundial de Qatar. Será muy diferente preparar el duelo inicial de la última fecha de eliminatorias ante Estados Unidos en el Azteca con la tranquilidad de estar en segundo o tercer puesto con buena ventaja, que encarar dicho encuentro con los nervios a flor de piel.

Por esa razón sorprendieron a todos las declaraciones de Héctor Herrera en donde menciona que la afición en México no pesa o no termina por ser “intimidante” con el rival. No comparto el enfoque ni lo que pretende dar a entender el mediocampista mexicano. Tampoco habría que hacer mucho ruido, pero sabemos que a veces el aficionado y más con este mal momento de la selección, puede sentirse como “señalado”. Dentro de este contexto de vetos y conflicto existencial sobre la continuidad de la localía de la Selección en el Azteca.

Las declaraciones de Herrera no son para nada bienvenidas en este momento y estoy seguro que vendrá una llamadita de atención para el futbolista del Atlético de Madrid por parte de los federativos. Hay que cerrar filas y no romperlas. Así que, por ahora lo más importante es no perder mañana, y los dos juegos de locales, fundamentales en la eliminatoria, en donde la Selección Mexicana no puede tropezar, y para mayor drama, son los que se jugarán a puerta cerrada. Esperemos que Héctor Herrera y compañía no echen de menos a su afición, aunque ésta no pese tanto, porque en un cerrar y abrir de ojos, las cosas se pueden complicar más.