Avatar del Eduardo Marín Conde

Eduardo Marín Conde

Aretha Franklin al cine

CINEBUTACA

Eduardo Marín Conde
Eduardo Marín Conde 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Eduardo Marín Conde

Una de las interpretaciones de este año que más revuelo y admiración está suscitando es la de Jennifer Hudson como la legendaria cantante Aretha Franklin en “Respect”, cuyo estreno en México será el 9 de septiembre. Opera prima de la directora Liesl Tommy (con experiencia en series de TV), narra la historia de la diosa del soul, quien falleciera hace tres años a los 76 años, desde cantante infantil de coro en la iglesia hasta su consagración como figura de la música.

La película no ha sido recibida con gran entusiasmo por la crítica y el público en Estados Unidos, pero son unánimes los elogios a Hudson. En ese sentido, “Respect” guarda muchas similitudes con “Judy”: no tuvo mucha fortuna en taquilla, no fue muy bien acogida por los medios especializados, pero la interpretación de Renée Zellweger como Judy Garland mereció las mayores aclamaciones y le valió el Oscar y todos los principales premios como mejor Actriz Estelar.

Ahora, aunque es demasiado pronto para aventurarse a hacer pronósticos, Hudson, próxima a cumplir 40 años, tiene altas posibilidades de ser nominada al premio de la Academia. Ella saltó a la fama en el popular concurso de TV “American Idol”, curiosamente por no ganarlo a pesar de su deslumbrante voz. En 2007 obtuvo el Oscar de Mejor Actriz de Reparto por el musical “Soñadoras”, su primera aparición en cine.

Hollywood suele recompensar a quienes interpretan a cantantes. Pero no es, como algunos ilusos pueden pensar, una fórmula segura al éxito. No basta sólo tomar el rol protagónico para ganar premios. Implica un enorme desafío artístico y se necesita sobrada calidad para lograr una actuación creíble, sensible, emotiva, vigorosa, que transmita una compleja gama de sentimientos y si se trata de personificar a personajes reales, el reto es doblemente difícil.

Son varios los que se han llevado el Oscar interpretando cantantes: Jamie Foxx como Ray Charles, Jeff Bridges como Bad Blake, Rami Malek como Freddie Mercury, y de actrices, Sissy Spacek como Loretta Lynn y la francesa Marion Cotillard como Edith Piaf (convirtiéndose apenas en la segunda mujer, después de Sophia Loren, en ganar la estatuilla en la categoría estelar por un filme no hablado en inglés). Asimismo, Bette Midler por “La rosa” (basada en la vida de Janis Joplin) y Lady Gaga por “Nace una estrella” fueron nominadas pero no lo ganaron, en parte debido a que eran más de carrera musical que de cine.

Este mismo año, Viola Davis y Andra Day recibieron nominaciones por sus roles como Ma Rainey y Billie Holiday, respectivamente. Pero se dividieron los votos de los académicos y se quedaron a la orilla del galardón, lo que acabó favoreciendo a Frances McDormand por “Nomadland”, en una de las contiendas más cerradas de siempre, a pesar de que ambas lo merecían más. Ahora, otra vez una actriz de raza negra, en el papel de una cantante icónica, tiene buenas posibilidades de ganarlo: Jennifer Hudson.