Avatar del El Duende

El Duende

Los excesos de Romo

DESDE LAS CLOACAS

El Duende
El DuendeLa Razón de México
Por:
  • El Duende

Conduciendo por la Ciudad de México, me topé con un rostro que ha tapizado avenidas, calles, puentes, edificios, negocios y parques: el de Víctor Hugo Romo, quien, después de googlearlo, supe que es el actual alcalde de Miguel Hidalgo.

Y pongo énfasis en la búsqueda que tuve que hacer en Internet, porque en ninguno de esos anuncios se da a entender que el cargo público que ostenta es el de alcalde de una de las 16 demarcaciones de la capital; es decir, se trata de promoción de la imagen personal pura y llana, y obviamente con cargo al erario.

Como si no tuviéramos suficiente con el agobio que nos genera la epidemia de Covid-19, también ahora tenemos que chutarnos la contaminación visual de políticos a quienes sólo les interesa el hueso.

Ya una vez, en mi castillo, hice un ejercicio que todos los ciudadanos deberíamos llevar a cabo: busqué la cantidad de contratos que la alcaldía Miguel Hidalgo

—con recursos públicos— ha firmado en materia de comunicación y publicidad en los últimos dos años.

Entré a la página de la Plataforma Nacional de Transparencia, fui a Información Pública, seleccioné el apartado Ciudad de México y luego en el listado de instituciones desplegué el menú de Miguel Hidalgo. En el listado de Obligaciones di clic en el apartado Contratos de Obras, Bienes y Servicios.

Para no hacerles el cuento largo, en el ejercicio 2019, entre los contratos a través de licitación pública que usted puede hallar en esta página, se encuentra uno por un millón 370 mil pesos. Es el único contrato en materia de comunicación que se puede ver en ese ejercicio fiscal y fue para el servicio de monitoreo de medios.

Peeeeero… cuando revisé 2020, ¡oh, sorpresa! Me encontré con cuatro contratos para servicios que tienen que ver con la publicidad y monitoreo: uno por 3.3 millones de pesos, otro por 2.5 millones de pesos, uno más por 1.4 millones y otro por 662 mil pesos.

Es decir, que durante 2020, la alcaldía ha destinado más de siete millones de pesos desde su área de comunicación social, según revelan estos contratos que están en la Plataforma Nacional de Transparencia.

Si esto ya les revuelve las tripas, esperen a que les cuente un dato adicional. Dentro de los contratos que ustedes pueden encontrar en el ejercicio 2020, hay sólo uno para la compra de material Covid-19 por 2.3 millones de pesos, es decir que en año de contingencia sanitaria la alcaldía gastó más en promocionar a su titular, que en atender la epidemia. ¡Tómala, barbón!

Y atáscate que hay lodo, porque hay que recordar que el polémico Víctor Hugo Romo ha sido insistente en sus aspiraciones políticas.

Actualmente busca la reelección en el cargo para luego, sí, aspirar a un escaño más alto, la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, y sin importar los escándalos en los que se ha visto envuelto, como la acusación penal por el presunto daño al erario por al menos 70 millones de pesos con la que salió de su primera vez al frente de la alcaldía entre 2012 y 2015. ¡Una chulada!