Avatar del Francisco Cárdenas Cruz

Francisco Cárdenas

Alarmantes, los contagios de Covid-19

PULSO POLÍTICO

Francisco Cárdenas
Francisco Cárdenas
Por:

La pandemia por Covid-19, que en ningún momento ha estado bajo control de la Secretaría de Salud, hoy está totalmente descontrolada por los acelerados contagios que se multiplican día a día, y más que preocupar, empiezan a crear una verdadera alarma sanitaria, tanto en la Ciudad de México, como en otras del interior de la República, en pleno reinicio de actividades y apertura de negocios y centros comerciales.

En las últimas 24 horas, los contagios llegaron a siete mil 280, el mayor número registrado hasta ahora, con lo que el número de fallecimientos llegó a 33 mil 526; casos activos, 29 mil 129; sospechosos, 80 mil 988, y confirmados, 282 mil 283.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Se espera que en su mañanera de hoy en Palacio Nacional, como lo anticipó, el Presidente Andrés Manuel López Obrador haga un repaso del primer encuentro que sostuvo con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, más allá de los elogios mutuos que expresaron en los mensajes que dirigieron después de su reunión.

No será difícil que, a su habitual estilo, responda a la oleada de críticas que ha recibido de sus opositores y a través de las “benditas” redes sociales, en las que se le han formulado un sinfín de reclamos por la complacencia que mostrara ante su anfitrión y haber desaprovechado las actitudes antimexicanas que Trump ha tenido para quienes viven y nacieron en su país.

Esa declaración que el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, hizo a un grupo de reporteros que cubrieron el encuentro de los presidentes López Obrador y Trump, de que éstos no hablaron del muro fronterizo, fue confirmada por el joven director para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco.

Éste declaró en Washington que el que no se hablara del muro fue una decisión “de acuerdo a las coincidencias y espacios de entendimiento de ambas naciones”, que ejemplificó así: fue “como en una relación de pareja, no abordar temas que le molestan al otro, porque eso termina mal”.

Ya encarrerado, el exdirector de Comunicación Social de la Cancillería, agregó: “Si uno tiene una esposa a la que no le gusta el futbol y uno insiste todo el día en hablar de futbol, pues no va a acabar bien la cosa, eso no puede funcionar bien”.

Y no, seguramente no, por eso se optó por un primer encuentro plagado de elogios mutuos, de frases amables y prefirieron hablar de lo que no es, como que “los 36 millones de mexicoamericanos en Estados Unidos fortalecen nuestras comunidades y son grandes personas”, a los que el mismo Trump tacha de “delincuentes, drogadictos y violadores”.