Avatar del Guillermo Hurtado

Guillermo Hurtado

Más sobre la filosofía mexicana y la pandemia de Covid-19

TEATRO DE SOMBRAS

Guillermo Hurtado
Guillermo Hurtado
Por:

En mi artículo del sábado anterior, hice una reseña del libro compilado por José Alfredo Torres COVID-MÉXICO, en el que se reúnen trece textos de filósofos mexicanos en torno a la pandemia. Para dar pie al comentario, mencioné, muy a la carrera, otros artículos escritos por filósofos mexicanos acerca del asunto. Aunque nunca pretendí dar una lista exhaustiva de las aportaciones mexicanas a la discusión filosófica sobre el Covid, debí haber buscado más espacio para dar un panorama más completo de lo publicado hasta ahora.

El primero en reunir los artículos filosóficos que se publicaron sobre la pandemia fue el maestro Rogelio Laguna a fines de marzo de este año. En la revista digital  Destellos, compiló los trabajos tempranos de Diana Fuentes, Guillermo Hurtado, Josú Landa, Paulina Rivero, Héctor Zagal y él mismo.

La segunda recopilación, en este caso de trabajos originales sobre la pandemia, fue el número especial de la estupenda revista digital Reflexiones marginales, que apareció en mayo pasado. Este número, editado por Ramón Chavarri, incluyó traducciones de artículos de Jean Luc Nancy, así como artículos originales de cincuenta y ocho filósofos mexicanos e iberoamericanos. No daré aquí la lista completa de los autores —invito a los lectores a que consulten la revista en su dirección electrónica—, pero no quisiera dejar de mencionar a algunos de ellos, como Alberto Carrillo Canán, Gerardo de la Fuente, Luis Eduardo Primero, Mario Teodoro Ramírez, Víctor Gerardo Rivas y Carlos Vargas.

Quienes hagan la historia de la filosofía mexicana durante la pandemia tendrán que marcar un antes y un después, a partir de que a principios de abril se dio a conocer el proyecto de una Guía Bioética para uso en hospitales, elaborada por algunos miembros del Colegio de Bioética. Entre los autores de esa guía estaban tres destacados filósofos: Asunción Álvarez, José Antonio Cruz y Gustavo Ortiz Millán. La Guía Bioética generó una intensa discusión en el espacio público en la que participaron todo tipo de voces. En mi artículo del sábado mencioné sólo algunos de los filósofos mexicanos que debatieron sobre el tema. Aquí también me quedé corto. Debí haber mencionado a Gabriel Vargas Lozano, que en un par de textos en La Jornada hizo una crítica a la Guía desde una perspectiva contraria al utilitarismo neoliberal. En varias publicaciones digitales también aparecieron artículos en los que se discutió sobre el tema. Menciono, por ejemplo, un sesudo artículo de Jorge Jacobo Arenas en el sitio POPLAB. Otros colegas que escribieron valiosos artículos en torno a estos temas fueron José Manuel Cuéllar, Paulette Dieterlen, Juan Espíndola Mata y Mayte Muñoz.

Se me acaba el espacio. No menciono más nombres. Pido disculpas a quienes faltaron. La labor de recopilación, análisis e interpretación todavía está por hacerse. Espero que pronto cumplamos con esa tarea para bien de la filosofía mexicana.