Avatar del Hector Badillo

Hector Badillo

Cerca extradición de Alonso Ancira a México

DESDE EUROPA

Hector Badillo
Hector BadilloLa Razón de México
Por:

La justicia española concluye que no hay persecución política en contra del empresario Alonso Ancira, presidente de Altos Hornos de México, y por ello será extraditado a México.

Detenido en Palma de Mallorca a principios de 2019 a petición del gobierno mexicano, Ancira está involucrado en una trama de corrupción y sobornos que involucran al expresidente Enrique Peña Nieto, a quien fuera su secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

Los abogados del empresario mexicano establecieron su estrategia de defensa en una supuesta venganza política por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero la Audiencia Nacional de España descartó esos argumentos improbables y determinó la inminente extradición de Alonso Ancira a territorio mexicano para que responda ante la justicia mexicana por lavado de dinero, sobornos y apropiación de recursos públicos.

Ancira podría ser una de las piezas clave en la investigación de la Fiscalia General de la República tras la denuncia de Emilio Lozoya Austin, quien narró el interés desbordante del expresidente de México, Enrique Peña Nieto, y el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, para beneficiar al empresario mexicano con la compra de la empresa de fertilizantes Agro Nitrogenados, la cual estaba inservible y se vendió a un sobreprecio estimado en 200 millones de dólares a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Para la justicia española quedó claro que los delitos que le imputan a Ancira en el país no han prescrito y forman parte de una maquinaria de corrupción que perjudica a México y los mexicanos. Lozoya desmantela en su declaración el pago de favores del gobierno de Peña Nieto al presidente de Altos Hornos de México.

En una entrevista que le hizo Loret de Mola a Alfonso Ancira donde se defiende ante las acusaciones de lavado de dinero y apropiación de recursos públicos, Ancira ironiza diciendo que él es un negociador y que si el presidente de México le pide una disculpa por acusarlo de corrupto, él devuelve el dinero que obtuvo de la venta de la planta chatarra. Días después, Andrés Manuel López Obrador respondió que si eso se necesitaba para que regresara el dinero a la Hacienda Pública él le ofrece “una disculpa al señor Ancira”.

Lo que queda muy claro en esa entrevista periodística, es que Alonso Ancira es un empresario priista que apoyó económicamente a ese partido a cambio de favores y contratos irregulares gubernamentales, en abierta complicidad con funcionarios gubernamentales para saquear el erario público.