Avatar del IRALTUS l

IRALTUS

Desarrollo de nuevas oportunidades de negocio

NUEVOS HORIZONTES

IRALTUS l
IRALTUS
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
 
Por:
  • IRALTUS l

Por Carlos R. Murrieta Rodríguez

El desarrollo de nuevas oportunidades de negocio es fundamental para las empresas, empresa que no crece, muere; el mundo en el que vivimos evoluciona continuamente, impactando en las necesidades y cambiando patrones de consumo, por lo que es importante no quedarse atrás y explorar nuevas ideas de manera permanente.

El factor tiempo juega un papel clave en el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio: si el cambio se da de manera temprana, quizá la empresa no pueda esperar y soportar para que madure y acabe desapareciendo. Por otro lado, si el cambio tarda mucho, la competencia ya habrá reaccionado y posiblemente el mercado ya haya sido captado. Es un reto importante el desarrollo oportuno de nuevos negocios.

No existe la receta perfecta, adentrarse a un nuevo negocio siempre tiene un riesgo importante; sin embargo, la diferencia entre el éxito y el fracaso radica en nuestra capacidad para tomar decisiones ágiles, informadas y oportunas y así evitar dar pasos que deriven en pérdidas económicas.

Gráfico

El primer paso es determinar la estrategia de crecimiento ideal para nuestro caso:

• Penetración del mercado

• Desarrollo de nuevo producto

• Desarrollo de nuevos mercados

• Diversificación

Para cualquier caso, es fundamental, conocer el mercado, identificar el segmento de interés con base en las necesidades del cliente y focalizar nuestra atención.

Una herramienta muy útil es el análisis de las 5 fuerzas de Porter. Esta herramienta permite conocer la competitividad, el potencial y los riesgos que una industria presenta en el desarrollo de negocios (www.iraltus.com/desarrollo-de-nuevos-negocios).

Una vez comenzado a implementar la estrategia de crecimiento, es importante evaluar el proyecto de manera regular para tomar medidas oportunas y ajustar cuando sea necesario, esto nos evita caer en pérdidas y ayuda a garantizar que la empresa está invirtiendo únicamente en aquellos negocios que generan valor.

Se requiere llevar a cabo un análisis de rendimiento, que nos permite analizar el desempeño de cada negocio y priorizar aquellos que generan más valor para la empresa. Es necesario diferenciar aquellos negocios en los que hay que invertir, de los que hay que desarrollar o, incluso, descontinuar. El análisis estratégico de cada negocio en función del crecimiento del mercado y de la participación de la empresa dentro del mismo, permite hacer esta diferenciación. Lo anterior permite identificar aquellos negocios que generan flujo de dinero para la empresa, los que requieren de cuantiosas inversiones y los que no presentan beneficio económico para la empresa.

La clave está en mantener sólo aquellos negocios que resultan rentables para la empresa con retornos atractivos y, a la par, instrumentar un esquema de desarrollo continuo de nuevas oportunidades de negocio, para mantener el crecimiento de la empresa a través del tiempo.

Las oportunidades no llegan solas, hay que buscarlas y, sobre todo, capitalizarlas. El proceso para desarrollar nuevas oportunidades de negocio es complejo, apóyate en estos conceptos y con dedicación y resiliencia, podrás aprovechar las oportunidades que aparezcan y así alcanzar el éxito de tu empresa.