Avatar del Javier Solórzano Zinser

Javier Solórzano Zinser

Junio caliente y además lo calientan

QUEBRADERO

Javier Solórzano Zinser
Javier Solórzano ZinserLa Razón de México
Por:
  • Javier Solórzano Zinser

El toma y daca en el que estamos no va a parar. Se agudiza a diario y más cuando el Presidente tiene algo o a alguien en la mira.

Si en otro tiempo los mandatarios dejaban pasar las cosas y las manipulaban por debajo de la mesa, el tabasqueño no le da vuelta a nada mandando críticas y señalamientos abiertos para hacer valer lo que piensa y en el camino lanzar más de alguna amenaza.

Sus antecesores cuidaron las formas, pero al mismo tiempo eran cómplices de ellas. Se quedaban callados, pero hacían lo que querían; estilos distintos, pero quizá al final resultados similares.

El equilibrio de poderes ha ido cambiando. En su tiempo Vicente Fox lo expresó con “el presidente propone y el Congreso dispone”, sin pasar por alto que en muchas áreas todo quedó igual.

Tiene razón López Obrador cuando dice que en el 2000 no se dio el proceso definitivo de la ansiada transición. El maridaje PRI y PAN no permitió un efectivo cambio de mando terminando en el quítate tú para ponerme yo. Con o sin transición, según se quiera ver, los equilibrios cambiaron y se ensancharon los espacios.

El gran riesgo que se corre con López Obrador es que bajo su estrategia de responder todo e irse sistemáticamente contra “lo establecido”, arremete en contra de las instituciones personalizando las decisiones que a través de ellas se toman.

No repara ni por asomo en que las instituciones han sido creadas no sólo por quienes han gobernado, han sido un importante producto de la lucha de la oposición de la cual López Obrador ha sido históricamente un referente.

Sin duda el INE merece críticas. Sin embargo, es un árbitro que en los últimos años se ha convertido para la sociedad en una de las instituciones confiables.

El tema de la sobrerrepresentación se suma a la confrontación Presidente-INE. La ley en este tema ya se había aplicado lo que pasa ahora es que la sobrerrepresentación desde 2018 ha rebasado por mucho el marco legal.

Lo que está haciendo el INE es aplicar la ley electoral para fortalecer la institucionalidad, equidad y transparencia del proceso electoral. La izquierda y el Presidente deben recordar que la reglamentación sobre la representatividad se debe a una demanda histórica que entre otros él encabezó.

En tiempos en que particularmente el PRI abrumaba y materialmente robaba, la izquierda peleaba los espacios buscando reformas para crear condiciones nuevas en la democracia, una de ellas era atacar la sobrerrepresentación en el Legislativo.

Otro asunto que ya está entre nosotros es la decisión del INE de quitarle la candidatura a quienes no justificaron sus gastos en el proceso interno de los partidos para elegir candidatos.

Morena y todos los partidos deben exigirles a los participantes que presenten sus gastos. No lo hicieron y por ello el INE, el árbitro electoral, aplicó el reglamento aprobado precisamente por todos los partidos.

La bronca no va a parar y se va dirigiendo hacia terrenos de alto riesgo. Entre el discurso crispado del Presidente y las incendiarias y riesgosas convocatorias de movilización de Félix Salgado Macedonio, entre otros afectados, contra el INE, se prevén escenarios de conflicto y riesgo, porque además en el caso del guerrerense si alguien lo apoya es el Presidente.

En el aquí y ahora el INE es nuestro árbitro e instrumento democrático electoral, no fue creado sólo por quienes han gobernado sino sobre por todos los partidos y de ahí su fortaleza y trascendencia.

Junio caliente al que no casualmente andan calentando; se juega mucho.

RESQUICIOS

Falleció Jorge Bustamante. Académico, maestro destacado y querido creador del Colef, una de las instituciones a nivel mundial más reconocidas en la investigación y defensa de los migrantes. Va una de sus frases: “Javier, ¿cuándo has visto en el país una manifestación en las calles en defensa de los migrantes?”. Lo recordamos con cariño y agradecimiento; abrazos a su familia y al Colef.