Avatar del Mauricio Flores

Mauricio Flores

Vacunas, medicinas y otros desastres

GENTE DETRÁS DEL DINERO

mauricio flores
Mauricio Flores
Por:
  • Mauricio Flores

Que el Presidente Andrés Manuel López Obrador tildara de “florero” a la Organización de las Naciones Unidas por no evitar el “acaparamiento” de las vacunas anti-Covid-19, muestra el punto más débil de la campaña nacional de vacunación, el abasto, del que no hay certeza de cuándo y cuántas dosis arribarán al país.

Pero también muestra la inconsistencia de la política en salud, pues el Gobierno contrató por 150 millones de dólares a una agencia de la ONU, a la UNOPS que dirige Grete Faremo, para que realice la compra consolidada de medicinas y material médico del sector público.

No hay un registro preciso de cuantas dosis están ya en el país, se habla de entre 10 millones y 12 millones de unidades, pero a juzgar por la rapidez con que se agotan las que se aplican en diversas zonas del país y la diversidad de marcas que llegan en cantidades irregulares dada la sobredemanda que existen de las mismas en el mundo, esas cifras no parecen demostrables.

El proceso de vacunación, por su parte, en lo general es un desastre logístico. Largas filas, protestas y aglomeraciones, improvisación para la aplicación muestran que el sistema de registro “en la nube”, desarrollado por el equipo de Emiliano Calderón, no pudo con el reto. La excepción por ahora parece estar en alguna alcaldía de la CDMX donde el Gobierno de Claudia Sheinbaum ha logrado una organización decorosa y mucho más ágil, aunque con el problema original del abasto.

Negocian “en cortito”. De hecho, el abasto es también el problema para suministro de medicamentos e insumos que organiza la UNOPS, que, al parecer, está aplicando la misma técnica que la Oficialía Superior de Hacienda, ahora a cargo de Thalía Lagunas, aplicó en 2019 con poco éxito como lo revela el informe 2019_0162 de la Auditoría Superior de la Federación: negociaciones directas con laboratorios.

Ello explica el lapso de casi dos meses que se ha dado la entidad, aquí dirigida por Giuseppe Mancinelli (de la primera semana de febrero a la última de marzo), para recibir oferta y dar un fallo. Diversas fuentes de la industria farmacéutica comentan que son contactados por la UNOPS con la finalidad de negociar caso por caso, buscando reducir precios, aunque sin garantizar volúmenes mínimos de compra. El riesgo es que ello derive en lo mismo de hace dos años en que sólo se surtiera el 71.7% de las claves médicas, y 50% de ellas se comprara mediante el extraño procedimiento de “otras contrataciones” que la propia ASF recomienda aclarar.

Para aquel año, el auditor reportó que “la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de Salud (SSa) no acreditaron la obtención de las mejores condiciones de compra para el Estado, debido a que no contaron con instrumentos de medición y evaluación, ni con mecanismos de control interno para asegurar que el establecimiento y conducción de las contrataciones (…) en conformidad con los principios de eficiencia, eficacia, economía, transparencia, imparcialidad y honradez”. A ver si no se le hacen otra vez las patitas de chicle a David Colmenares.

Aeroméxico, a puro pulmón. Sin apoyo alguno del Gobierno, Aeroméxico logró cerrar el DEP Financig con que Apollo, de Leon Black, aportó los 625 millones de dólares restantes de un paquete de mil millones que le permitirá a la firma dirigida por Andrés Conesa llevar en orden su reestructura financiera dentro del Capítulo 11. Pilotos, sobrecargos, trabajadores en tierra, empleados y accionistas hicieron grandes sacrificios para mantener en vuelo a la aerolínea bandera de México.

Limpieza o limpia. Por cierto, la Oficialía Mayor de Hacienda tomó control sobre la contratación de los servicios de limpia en el gobierno federal (con outsurcing) mediante Contrato Marco, al establecer que las empresas interesadas solo pueden acreditarse con el acta que brinda la STyPS de Luisa María Alcalde, pero además con la Evaluación de la Conformidad o dictamen de Unidades de Verificación. Esto, nos dicen, en lugar de incentivar la competencia, beneficiaría a firmas como Limpieza Jored, Servicios Inmobiliarios Iroa, Aseo Privado Institucional y Cleanium, a las que se vincula con José Juan Reyes Domínguez.