Roberto García Requena

¿Cuánto cuesta el subsidio a la gasolina en México?

BANDA ANCHA

Roberto García Requena*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Roberto García Requena
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Roberto García Requena

El precio de la gasolina en un país se determina en función del precio internacional del barril de petróleo, el tipo de cambio, los costos de transporte y distribución, así como de los impuestos locales que se le pongan a este combustible.

Desde que estalló la guerra en Ucrania el precio del barril de petróleo ha tenido un incremento importante en los mercados internacionales. Y aunque en los últimos días ha empezado a bajar ligeramente por debajo de los 100 dólares por barril, se observaron precios de hasta 120 dólares por barril.

Este factor, evidentemente impacta al alza el precio de la gasolina, que no es otra cosa que petróleo después de refinar. La inflación, que en México tuvo un aumento de 7.28 por ciento en febrero de este año, es un indicador sumamente sensible al precio de la gasolina. En otras palabras, cuando sube el precio de la gasolina suben los precios de casi todos los bienes y servicios que son transportados, lo que provoca inflación.

Como medida para contener la inflación, y no me voy a meter a si esto tiene también consideraciones de tinte político, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) decidió, a partir del fin de semana pasado, exentar del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la gasolina Magna, Premium, y al diésel.

Con un precio promedio de 22.97 pesos por litro, la gasolina en México se vende por debajo de la media mundial de 27.58 pesos. ¿Pero cuánto dinero representa este subsidio para el erario? Veamos. El 100 por ciento del estímulo al IEPS a las gasolinas Magna, Premium y diésel, representa que la SHCP dejará de recaudar 5.49, 4.63 y 6.03 pesos por litro de combustible, respectivamente.

Según estimaciones de analistas esto tiene un costo de 18 mil millones de pesos a la semana. De permanecer esta política para el resto del año, la SHCP dejaría de recaudar la cantidad de aproximadamente 330 mil millones de pesos, si se extiende en lo que resta del año.

Esta cifra es más de cinco veces el presupuesto de este año para el Tren Maya, obra a la que se destinó la mayor cantidad de dinero en el presupuesto de este año; o equivale a un poco menos del presupuesto que tendrá la Secretaría de Educación Pública para el 2022. La cifra equivale a 1.26 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del 2021. De ese tamaño es el subsidio anunciado por el Gobierno federal.

Ya veremos cuánto tiempo aguanta el Gobierno federal con esta medida. Por lo pronto ya casi termina la primera semana. Sí que le va a salir caro si lo quiere mantener por más tiempo. Sin mencionar que este tipo de subsidio beneficia más a las clases medias y altas.