Avatar del Ubaldo Díaz

Ubaldo Díaz

Sánchez Cordero no llega a competir por el liderazgo de Morena

LOS BAZUCAZOS DE UBALDO

Ubaldo Díaz
Ubaldo Díaz
 *Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Ubaldo Díaz

La exsecretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero se alineo muy pronto con Ricardo Monreal, no llega a la presidencia del Senado a competirle la coordinación de los legisladores de Morena, pues ha logrado con talento su liderazgo y por su compañerismo.

Dio un amplio reconocimiento al trabajo del senador Ricardo Monreal Ávila, como presidente de Jucopo, al inicio de, los trabajos de la Plenaria del Grupo Parlamentario, en la vieja casona de Xicoténcatl.

Sánchez Cordero dijo que, mediante el diálogo, Monreal Ávila ha dado cimiento a su liderazgo en el Grupo Parlamentario de Morena, pues dedica los días y las horas para atender los planteamientos de sus compañeros y compañeras al interior del Partido: “sabe escuchar también, a senadores y senadoras del Grupo Parlamentario”.

La senadora Olga Sánchez Cordero aseguró que “está aquí para construir consensos”, a través del diálogo parlamentaria, tanto al interior de la bancada de Morena, como con sus grandes aliados. Una vez que los construyamos podremos convencer a los demás Grupos Parlamentarios. Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, recibió una llamada del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Presidente le pidió que “operara’’ entre los senadores de su grupo parlamentario y los coordinadores de la oposición, la aceptación para que Olga Sánchez Cordero se hiciera de la presidencia de la Mesa Directiva. Monreal se había reunido con las cuatro senadoras que se habían inscrito, según la convocatoria interna, para competir por la presidencia del Senado.

La convocatoria se cerraba ayer y estaba programado que la votación de los senadores morenistas ocurriría hoy. La llamada presidencial desacomodó el rompecabezas que estaba armando Monreal.

Y es que Sánchez Cordero le dijo a López Obrador que regresaba al Senado, pero que no quería hacerlo “como una más’’ por lo que el Jefe del Ejecutivo le pidió al zacatecano operar a favor de la ex secretaria de Gobernación.

Las primeras en ser citadas fueron las cuatro senadoras registradas según la convocatoria; una por una platicaron con Monreal y de no muy buena gana aceptaron la decisión presidencial.

La senadora por Tlaxcala, Ana Lilia Rivera, quien figuraba en el primer lugar de las preferencias, salió de la oficina de su coordinador y con sarcasmo dijo “ni modo, ni a quién reclamarle’’.

Durante toda la tarde Monreal fue pasando uno por uno a los senadores de su bancada para explicarles la decisión presidencial; después siguieron los coordinadores de oposición y algunos de sus senadores. Evidentemente la votación programada para este día se suspendió pero se espera que el domingo por la mañana se haya concretado la designación de Sánchez Cordero a la presidencia del Senado.

+++

El Fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, consideró necesario plantear un proyecto de defensa social, que se adapte a las condiciones de cada región del país para que la procuración de justicia funcione.

El Fiscal detalló que este programa debe adecuarse a las necesidades y a las condiciones que se dan en cada parte de país, a fin de resolver los problemas de la mejor forma posible.

Actualmente tenemos un sistema que se adapta a las necesidades de la defensa social frente a los asuntos, que eventualmente generan una crisis de cualquier naturaleza, pero es necesario reforzarlo para cumplir con la tarea fundamental de representar a las víctimas y al Estado en materia federal.

Cuando hay una procuración de justicia eficiente, destacó, los índices delictivos se reducen, pues quien comete un ilícito y sabe que va a ser perseguido y castigado, deja de delinquir en una proporción sustantiva.

Dijo que las dos últimas administraciones no lograron una reducción del índice delictivo federal, como se ha logrado durante estos tres años, lapso en el que los ilícitos federales disminuyeron 27 por ciento.

+++

Nacidos como un grupo que presentaría gran resistencia a diversas acciones del gobierno federal y que demandaban mayor atención para sus entidades, los gobernadores que conformaron la Alianza Federalista llegaron en el momento preciso en que se requería un grupo de oposición con presencia.

Integrada por mandatarios estatales panistas, principalmente, priistas, un emecista, un perredista y un independiente, la alianza comenzó con el pie derecho, fue bien vista por los opositores de MORENA, aunque pronto se fue desdibujando y sus miembros fueron relegados a sus entidades.

Amenazaban con salirse del pacto federal, exigían mayor equidad en la distribución del erario, se reunían con alguna frecuencia y pronto fueron captando la atención pública, especialmente en las distintas entidades que gobiernan.

Esa relativa fuerza que consiguieron en un inicio los mantenía unidos para hacer un frente común y anteponerse a algunas decisiones de la administración pública federal. Y aunque nunca consiguieron grandes cosas, hacían una férrea defensa de lo que ellos consideraban su verdad.

Los comicios del año pasado reforzaron al grupo, ya que Coahuila, gobernado por uno de los aliancistas que iniciaron el grupo, Miguel Riquelme, obtuvo resultados para el partido gobernante, abriendo esperanzas para lo que vendría después, la gran elección de la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas.

De los que formaron la Alianza Federalista, cuatro estados tendrían elecciones de gobernador y los otros seis solamente renovación de los diputados federales y algunos comicios municipales.

Un priista, un perredista, un panista y un independiente, terminan su ciclo como gobernantes durante este año y aunque no eran las figuras relevantes en el grupo aliancista, si dejan una merma que disminuirá los efectos que buscan esos gobernantes.

Colima, gobernada por Ignacio Peralta y Michoacán, donde todavía se mantiene Silvano Aureoles, serán gobernadas por militantes de MORENA, mientras en Nuevo León se terminó el tiempo de Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco y llega el emecista Samuel García. Los panistas retuvieron Chihuahua, aunque le pesó al gobernador del blanquiazul la victoria de Maru Campos.

El cambio de gobierno acarreará que Indira Vizcaíno y Alfredo Ramírez Bedolla, ambos de MORENA dejen coja la alianza, al igual que la panista de Chihuahua Maru Campos y solamente Samuel García.