Avatar del Ubaldo Díaz

Ubaldo Díaz

La violencia campea por todo el país

LOS BAZUCAZOS DE UBALDO

Ubaldo Díaz
Ubaldo Díaz
Por:
  • Ubaldo Díaz

La derrota que sufrió Morena en el Distrito Federal sigue golpeando a Claudia Sheinbaum, pues ahora le nombran a otro político que va a estar por encima de todos los superdelegados, Carlos Torres, quien viene trabajando con el Ejecutivo desde hace varios años.

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó en su conferencia matutina el nombre del funcionario que sustituirá a Gabriel García, al frente de la Coordinación general de Programas para el Desarrollo de la Presidencia de la República, luego que este jueves confirmará su salida.

“A Gabriel García lo va a sustituir Carlos Torres como jefe de los servidores de la nación y superdelegados,” destacó el mandatario; Carlos Torres Rosas es el actual secretario República. El presidente indicó que, incluso, Torres Rosas tendrá más responsabilidades de las que actualmente opera García Hernández, pues la Secretaría Técnica de la Presidencia se fusionará con la Coordinación de Atención a las Oficinas de Bienestar en los Estados.

Al César lo que es del César…

El senador, polémico y hasta antagónico en ocasiones, Germán Martínez salió al paso y defendió la eficacia en el trabajo legislativo que se ha realizado durante la legislatura de la Cuarta Transformación.

Y es que, ante las voces que han interpretado el regreso a la Cámara alta de Gabriel García Hernández como una señal adversa contra Ricardo Monreal, equivocan el rumbo y es el mismísimo Germán Martínez quien con su desparpajado estilo pone las cosas en claro.

Martínez Cázares, quien se ha caracterizado por no ocultar lo que siente y criticar -si es preciso- a la 4T, atajó las especulaciones y enfático aseguró: “Yo aquí sí quiero romper una lanza a favor de Ricardo Monreal, porque él se ha dedicado a hacer política. Él hace política en una Cámara en donde no tiene mayoría Morena y él ha escuchado a los adversarios”.

Como ejemplo, el ex director del IMSS recordó que los buenos oficios de Ricardo Monreal permitieron que se cristalizara la Guardia Nacional prácticamente por unanimidad.

Es necesario el liderazgo de Morena, y no se puede sustituir tan fácilmente y sin costos”, advirtió.

+++

La mañana del jueves, los gobernadores triunfantes de Morena se reunieron con el presidente de la República y varios de ellos se vieron intranquilos al presentar las necesidades más urgentes de sus respectivos estados: la inseguridad, la violencia desatada.

El norte del país es preocupante, sobre todo Tamaulipas, Sonora y Nuevo León. Los asesinatos, secuestros se dan a todas horas y la respuesta gubernamental es pobre, casi insignificante. Y el centro del país también padece el mismo problema, Guanajuato y Jalisco están que “arde” y Michoacán es tan preocupante que se reunió un grupo de aguateros para integrarse en “defensas rurales.

Pero el presidente López Obrador ya rechazo a ese grupo, porque no se puede permitir que se arme. Esa decisión es correcta, aunque el gobernador de la entidad Silvano Aureoles hace dos días se quejó de haber sido abandonado por la Federación.

Morena ganó en seis de los diez estados con las tasas de homicidio doloso más altas y en 22 de los 50 municipios con las tasas de incidencia delictiva más altas del país.

Eso, a pesar de que el Gobierno de la 4T le ha quedado a deber al país una estrategia de pacificación o por lo menos de contención de la delincuencia organizada.

De acuerdo con un análisis de Integralia Consultores, “en el proceso electoral de 2020-2021 se contabilizaron 239 incidentes de violencia política que dejaron 179 víctimas mortales, incluyendo 36 aspirantes o candidatos a cargos de elección popular’’. De éstos, 64% aspiraban ocupar una alcaldía.

La consultora revela un dato interesante, que tiene que ver con las denuncias de la participación de la delincuencia organizada en la pasada elección.

De acuerdo con el reporte, “los márgenes de victoria en 64% de los municipios en donde se registraron asesinatos de aspirantes o candidatos a cargos de ayuntamientos fueron más altos que el promedio nacional’’.

Es a lo que se refería el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, en el sentido de que hubo casillas, en los municipios dominados por la delincuencia organizada, en los que un candidato ganó todos -t-o-d-o-s- los votos.

El antecedente debe servir para prevenir que la delincuencia organizada imponga un candidato presidencial.