Milagros callejeros

Fervor botanero
Por:

En la ciudad son muchos los sitios de la vía pública que se utilizan como basureros. Miles de toneladas de desperdicios afectan de manera importante nuestra calidad de vida. Parte de la población y las autoridades parecen indiferentes a la fauna nociva, los malos olores y el aspecto deplorable que provocan los desechos caseros e industriales. Desafortunadamente existe poca consciencia sobre esta problemática y la impunidad impera debido a que ensuciar las calles en pocas ocasiones se castiga.

En donde las campañas que promueven la sana convivencia no funcionan y los preceptos cívicos son ignorados, otro tipo de valores demuestran su eficacia. Pintar o levantar un altar dedicado a la Virgen del Tepeyac obra milagros, ya que la gente deja de tirar basura en los lugares donde aparece su imagen. El remedio es efímero porque los infractores encuentran otros espacios cercanos para cometer su fechoría.

[caption id="attachment_1083374" align="alignnone" width="696"] Sin importar la estética de ciertas imágenes, su carga simbólica puede modificar las conductas sociales. Foto: JMM[/caption]