Revender gasolina no es delito, lo es robar combustible a Pemex: Ricardo Sheffield

“En un país desigual las mujeres somos el blanco de la violencia”
Por:
  • bibiana_belsasso

Sin duda los más afectados por el problema de la distribución de gasolina han sido los consumidores. En Todo Personal, junto con Jorge Fernández Menéndez, platicamos con Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Pregunta: Esta crisis ha provocado muchos problemas a los consumidores, ¿qué es lo que te has encontrado como procurador?

RSP: Llevamos dos semanas atendiendo a los consumidores y lo hacemos en sitio; tengo 350 funcionarios que recorren las gasolineras en los estados donde se ha presentado este conflicto de distribución; hubo un momento en que estábamos atendiendo 12 estados, hoy atendemos seis y una ciudad: Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Hidalgo y la ciudad de Morelia, y hace unos días eran más. ¿Cómo decidimos dónde atender? Donde recibimos más llamadas. Las quejas formales que hemos recibido son 167 en todo el país, muy pocas, pero son miles de quejas que hemos atendido en sitio, como conciliando, sin necesidad de formalizar un acta o imponer una multa.

Pregunta: Me imagino que algunas  gasolineras que tenían gasolina, trataron de venderla más cara, ¿cómo se controló?

RSP: Fíjate que no fue así. Los abusos que se presentaron en un inicio y que hoy en día ya no se dan, era que querían condicionar la venta, “te vendo gasolina si me compras un aditivo”, “te vendo gasolina si tienes vales de esta gasolinera”, “te vendo gasolina sólo en efectivo”, y se les explicó que tenían que vender gasolina como siempre. El otro problema muy común, y lo seguimos atendiendo, es que hay autoridades locales que imponen límites, que pretenden racionar la gasolina.

Pregunta: Dijiste cuando comenzó la crisis que no se podía legalmente imponer límites; a mí me dijeron que podía cargar 500 pesos, no más.

RSP: No se puede, no se puede. Pero es una cuestión más bien de lógica del momento, y es cómo lo estamos regulando, con un sentido común, con un criterio abierto. Dicen: “No podemos vender combustible en garrafas”, ¿cómo le va a hacer un jardinero para trabajar?, ¿se debe de formar con la desbrozadora y la podadora?, un automóvil que se quedó sin gasolina a mitad de la calle ¿lo tienen que jalar con una grúa? Pues es ilógico. “Oye, véndele combustible, son 20 litros o 10 litros, los va a usar ahorita”. Viene una persona con una pick-up y un Rotoplas de 200 litros atrás es ilógico que le vendas…

“Los abusos que se presentaron y que ya no se dan, era que querían condicionar la venta. Otro es que pretenden racionar”

Pregunta: También hubo gente que vendía gasolina hasta en 37 pesos por redes sociales, ¿eso lo pueden controlar?, ¿tiene dientes la Profeco como para castigar ese tipo de abuso?

RSP: Un vecino loco en mi casa fue a venderle a mi esposa hasta a 42 pesos el litro de gasolina y le dije: “Por ningún motivo”. Lo que tenemos son funcionarios muy hábiles, con mucha experiencia en el trato de personas, que estamos acostumbrados a que nos recuerden el 10 de mayo, aguantar un rato, sonreír y lograr hacerle entender a la persona que lo que está haciendo está mal. Hemos abordado a una o dos cuadras de la gasolinera a personas que pretenden venderla y platicando con ellos se comprometen a no volver a hacerlo y, como seguimos en la zona, vemos que, efectivamente no lo repiten y si los volvemos a ver, les decimos: “¿no que ya no lo ibas a hacer?”.

Pregunta: ¿Tienen competencia para presentar, si ven un delito, para hacer la denuncia?

RSP: Si es un delito, sí, pero revender la gasolina no es un delito, no se la están robando. Delito es robar el combustible de Pemex, los famosos huachicoleros, que son la raíz del problema.

Pregunta: Un delito considerado hasta hoy no grave. En tu estado, Guanajuato, hubo “N” cantidad de detenidos, que entraban por una puerta y salían por la otra.

RSP: Sí, ha sido esto la raíz, y por eso en Guanajuato, que es donde más se ha sufrido, donde empezó la crisis, ahí la gente hizo conciencia muy rápidamente que, de alguna manera, había cierta culpa social, porque ya había mucho tiempo de mucha gente vendiendo y consumiendo combustible robado, había gasolineras que 100 por ciento de su venta era combustible robado… y además, eran cumplidos en sus pagos de impuestos.

Pregunta: Pero tiene que haber complacencia de autoridades para que ocurra esto.

RSP: Forzosamente la hubo, obviamente hoy ya no la hay, por eso hay una crisis. En la administración pasada, por algún motivo, Pemex nunca le habló al SAT y viceversa; entonces hasta ahora está saliendo a la luz que existen las evidencias para proceder por la PGR.

Pregunta: ¿Qué otros abusos se han visto?

RSP: Verificamos que nadie guarde el combustible para especular con él; hablo de los distribuidores, de las estaciones de servicio. Pensamos que pudiera haber la posibilidad de que fueran a guardar este combustible en lugar de distribuirlo, pero verificamos los tanques de todas las estaciones de servicio cerradas y pudimos comprobar que, efectivamente, no tenían ya combustible para vender, muy probablemente por la buena comunicación que existe entre ellos se avisaron que no lo hicieran, porque se estaba revisando. Por eso la participación de la Profeco resulta una acción preventiva, y eso es lo que estamos logrando.

Pregunta: ¿Existe coordinación del SAT, Inteligencia Financiera y Pemex?

RSP: Yo tengo una estrecha coordinación con ellos, que son los que por la naturaleza de la situación que estamos viviendo interactúan más: el secretario Durazo, el general que es el coordinador del programa; obviamente con mi secretaria del área de Economía, y yo veo en general una interacción adecuada entre las distintas instituciones y secretarías que estamos participando; pero también hay que dimensionar que el problema es grande, no es un problema de seis meses, de seis años, es quizá de 18 o más años, no se va a poder resolver de un día para otro. Espero que no dure mucho, mucho, pero tampoco está tan fácil; se van a defender, eh…

Pregunta: En la CDMX, desde hace dos días, ya hay menos personas en las gasolinerías, ¿Cómo se prevé que se vaya solucionando en los estados?

RSP: El reporte en la CDMX sólo lo tenemos en algunas gasolineras que están cercanas al Estado de México, porque hay zonas del Estado de México donde sigue habiendo una complicación en el suministro; Guanajuato y Jalisco siguen bastante complicados, igual que Hidalgo, y Coahuila se nos complicó ayer y hoy, es algo que va cambiando. Hay que ver también cómo se porta la delincuencia estos días, porque las variantes también tienen que ver con las acciones que emprende.

Pregunta: Imagino que donde mayor presencia de delincuencia organizada hay, mayores problemas habrá para garantizar el abasto, porque es la propia delincuencia la que lo impide.

RSP: Por eso así está el problema tan delicado en Guanajuato; en Jalisco y Puebla no lo tienen tan grave por otras cuestiones de suministro, pero si estuviera en una posición geográfica menos privilegiada estaría igual, porque también es otra zona en donde hemos visto muchos problemas de robo de combustible.

Pregunta: ¿Como ciudadano y como funcionario, cómo ves el escenario a futuro?

RSP: Como ciudadano te diría que admiro la decisión del Presidente y el valor de afrontar esta situación con todo y las implicaciones políticas que implica, sobre todo en el inicio de las acciones; es algo que tenemos que trabajar en conjunto, sociedad y gobierno, para hacerle frente; la sociedad con paciencia, con comprensión, y el Gobierno federal accionando cuanta capacidad tenga. La mía no es de combatir el crimen per se, pero sí es coadyuvar con el consumidor a evitar otros tipos de abusos que se pueden dar en este contexto, y tratar de mantener al consumidor informado. Yo soy un convencido de que el mejor defensor del consumidor, es el consumidor que tiene información, y nuestra labor es ésa, dar información, y estamos trabajando para lograr que fluya también la información de dónde hay y dónde no hay combustible, y que no carguemos si no lo ocupamos de manera inmediata y mucho menos que lo almacenemos. Combustible sí hay. Son problemas logísticos en la distribución y en la zona donde está afectada la distribución por la delincuencia organizada.

Pregunta: Si se comienza a abastecer con pipas y no por ductos, ¿van a seguir teniendo problemas de distribución?, ¿se va a acabar regularizando o van a seguir operando ductos con pipas?

RSP: El problema de distribución con pipas está en que no hay suficientes pipas pequeñas y la mayoría de las gasolineras no tiene espacio para que maniobre una grande. Entonces tienes que hacer los traslados con pipas grandes, hasta de doble remolque, y luego traspasarlo a pipas pequeñas que puedan llevar el combustible a las gasolineras.

Pregunta: La idea es abrir los ductos.

RSP: Eso es lo que debe lograrse y las autoridades responsables sabrán por el contexto de seguridad cuándo es el momento oportuno de hacerlo; me consta que ya lo han hecho, porque he participado en algunas reuniones y en un informe dicen: “Éste ya está”, y, efectivamente, lo ves reflejado en el servicio en esa zona, y a la siguiente reunión dicen: “Hoy en la madrugada volvieron a atacar el ducto”, y uno dice: “Bueno, vamos a empezar otra vez”.