Niños se dejan picar por una viuda negra para "convertirse en Spider-man"

Los menores acaban de ver la película del personaje de ficción; terminaron en el hospital con suero contra picaduras

Los niños buscaban tener los poderes de Spider-man dejándose picar por la araña viuda negra
Los niños buscaban tener los poderes de Spider-man dejándose picar por la araña viuda negraEspecial
Por:
  • La Razón Online

Tres niños que acababan de ver la película de Spider-man terminaron en el hospital por querer obtener los poderes del personaje de ficción, ya que los pequeños se dejaron picar por una araña viuda negra para parecerse al “Hombre araña”.

Los hechos ocurrieron en la localidad rural de Chayanta, en Potosí, Bolivia, cuando los menores salieron a pastar sus ovejas mientras los padres buscaban leña para cocinar.

En el camino los niños de 8, 10 y 12 años encontraron una araña viuda negra lo que les recordó al superhéroe que se convierte en Spider-man luego de que un arácnido radioactivo lo pica.

Así que, los niños azuzaron a la araña con un palo para que los picara, primero fue el hermano mayor el que se expuso a la picadura, posteriormente los otros dos.

Apenas pasaron 10 minutos cuando el veneno de la viuda negra comenzó a hacer efecto en los menores, pero conforme pasaba el tiempo estos se agravaban, entre el llanto le contaron a su madre lo ocurrido, así que los levó de emergencia al centro de salud de su localidad.

Pero al ver que no mejoraban los trasladaron a un hospital en la ciudad de Llallagua, y como ahí tampoco pudieron curarlos, entonces los llevaron al hospital del niño en La Paz, ahí les aplicaron un suero contra picaduras con el que mejoraron considerablemente.

KR

Los hechos los dio a conocer el jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud de ese país, Virgilio Prieto, con el fin de alertar a los padres y a los ciudadanos en general sobre el peligro de dejarse picar por una araña de este tipo.

Entre los síntomas que provoca el veneno de la viuda negra enseguida de la picadura son dolor, hinchazón y enrojecimiento de la zona afectada.

Y entre 30 y 60 minutos después de la picadura aparecen calambres y espasmos musculares que se propagan por todo el cuerpo y producen escalofríos, fiebre, náuseas y vómitos; transpiración copiosa; dolor de cabeza, abdomen y pecho; agitación y presión arterial grave y alta.