Denominada Spyder

Porsche 718 Boxster GTS 4.0, el conductor tiene la última palabra

El 0 – 100 km/h se consigue en 4.5 segundos; compatible con la aplicación de teléfono móvil Porsche Track Precision App

22-2
Los caminos predilectos son carreteras llenas de curvas.Foto: Autocosmos
Por:

La versión más extrema y exclusiva que se puede comprar del 718 Boxster es justamente la denominada Spyder, es por encontrar una analogía, como un GT3 para la gama 911, es decir, con una puesta a punto, literalmente enfocada en pista.

Un escalón más abajo encontramos al 718 Boxster GTS 4.0, que es el que hoy nos ocupa, una versión muy efectiva para manejo deportivo, pero manteniendo algo de civilidad para no penalizar demasiado en el uso diario. Asimismo, equipa de serie cualquier cantidad de elementos tecnológicos para lograr lo antes mencionado.

Gana el apellido 4.0 y ello representa un cambio sumamente importante, ya que el motor 2.5 litros bóxer turbo de 4 cilindros con 365 hp y 317 lb-pie es sustituido por un bóxer de seis cilindros atmosférico de 4 litros que eroga 394 hp y 310 lb-pie que puede subir hasta las 7 mil 800 rpm, acompañado de ese increíble rugido metálico que tanto nos gusta de los seis cilindros aspirados de la marca.

El 0 – 100 km/h se consigue en 4.5 segundos, mientras que la velocidad máxima es de 293 km/h.

Este B6 de 4.0 litros es el mismo que emplean las versiones 718 Spyder y 718 Boxster 25 aniversario. Aunque en el primer caso, con unos 20 hp más.

Al ser un GTS, ofrece de serie numerosos componentes enfocados en mejorar el desempeño deportivo tales como Porsche Active Suspension Management, que puede variar la rigidez y altura de la suspensión, Sport Chrono Package compatible con la aplicación de teléfono móvil Porsche Track Precision App, Porsche Active Drivetrain Mounts, unos soportes de motor con propiedades y que contrarrestan de manera activa las transferencias de peso que se producen debido al trabajo mecánico, así como Porsche Torque Vectoring con diferencial trasero de derrape limitado.

Tras el volante, la transmisión manual de tiros cortos y precisos es el complemento perfecto para el increíble B6, si bien este motor no entrega su pico de torque tan pronto como el B4 2.5 Turbo, en cambio tiene un sonido increíble y sube de vueltas con muchísima facilidad.