Pregunta Derechos Humanos a pequeños en el país

De cada 10 niños, 7 quieren ir ya al aula, indica una consulta

México está al borde de una catástrofe generacional, asegura la ombudsperson; cae 9.5% la matrícula en preescolar, 5% en bachillerato, 2.1% en primaria y 1.2% en secundaria

FEDE1
De cada 10 niños, 7 quieren ir ya al aula, indica una consultaFoto: Archivo.
Por:
  • Karla Mora

Anivel nacional, siete de cada 10 niñas, niños y adolescentes (NNA) sí quieren regresar a clases presenciales, en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19, de acuerdo con la consulta #CaminitodelaEscuela, Reporte Nacional, llevada a cabo por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM).

Éste es el primero de 35 informes que el organismo emitirá sobre los resultados de la consulta, realizada en julio a 37 mil 764 niñas, niños y adolescentes, para saber sus opiniones sobre el retorno a las aulas.

Durante la presentación de los resultados, la ombudsperson capitalina, Nashieli Ramírez Hernández, expuso que la consulta tiene como antecedente otra llamada “Infancias encerradas”, realizada hace un año por la CDHCM, en la que se detectaron las afectaciones que conlleva el confinamiento en los alumnos.

Destacó que el país está al borde de una catástrofe no sólo educativa, sino generacional, sobre todo por los impactos psicosociales que ha dejado el cierre de escuelas. Parte de las consecuencias se reflejan en la pérdida de la matrícula.

Gráfico

Si se compara la matrícula escolar del ciclo escolar 2020-2021 con la del 2018-2019, que es el previo a la pandemia, hay una caída en la cantidad de niños inscritos en el nivel preescolar (9.5 por ciento), seguido de los niveles medio superior (5 por ciento), primaria (2.1 por ciento) y secundaria (1.22 por ciento), expuso.

En cuanto al nivel educativo, son las niñas y los niños que cursan la primaria quienes refieren tener más ganas de regresar a clases presenciales, seguidos por los que cursan secundaria y preescolar.

Sobre lo que más los motiva a regresar a clases, casi la mitad de los encuestados comentaron que lo que les haría más felices es estar con sus amigas y amigos, seguido por el hecho de salir de su casa y que su maestra o maestro les dé clases en su salón. Como segunda opción, señalaron que les causaría felicidad entender mejor lo que les enseñan en la clase; también, hacer cosas distintas, como practicar deporte, dibujo y música.

Gráfico

Indicó que este ejercicio busca posicionar las opiniones de este grupo de atención prioritaria respecto de un asunto que les afecta directamente: el regreso a las escuelas de forma presencial.

Sobre las conclusiones del estudio, Nashieli Ramírez Hernández puntualizó que los NNA tienen internalizado que el uso del cubrebocas es necesario e incluso manifestaron temor a que las personas no lo usen; y en ese sentido, consideró que en la toma de decisiones sobre la emergencia sanitaria los gobiernos no saben cómo involucrarlos para que sean parte de las políticas públicas.

La discusión sobre el tema no debe centrarse en si los planteles deben abrirse o no, sino en cómo se abrirán las escuelas de manera segura, estableció.

Además, criticó que se ha privilegiado la apertura de espacios comunitarios y de esparcimiento para personas adultas, sin pensar en lo que requieren los pequeños.

La consulta consistió, por una parte, en un cuestionario breve, para conocer si las niñas, los niños y los adolescentes quieren regresar a clases presenciales, así como saber cuál es su principal temor relacionado.

El cuestionario captó la opinión de la población de entre cinco y 17 años, y para los niños de tres a seis años se recolectaron opiniones a través de dibujos en los que se reflejara el sentir de los menores.

  • El dato: En la consulta participaron más varones con discapacidad auditiva, intelectual y psicosocial y más mujeres con discapacidad motriz, múltiple y visual.