Sobre las naves de la Central de Abasto

Alista CDMX techo solar más grande del mundo

Construcción fotovoltaica en Central de Abasto busca generar luz equivalente a consumo de 15,200 viviendas

8
Características de la Central Solar Fotovoltáica en la Ceda.Foto: Cuartoscuro
Por:

En medio de la discusión de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que impulsa la generación energética con carbón y combustóleo, en la CDMX emergen dos proyectos que buscan el aprovechamiento de energías sustentables, la luz solar y los residuos orgánicos.

El primero implica la construcción de una terminal eléctrica fotovoltaica en el techo de la Central de Abasto (Ceda), ubicada en Iztapalapa, que será la más grande del mundo en su tipo dentro de una ciudad, y el segundo consiste en una planta de producción de pellets de carbón vegetal, que obtendrá energía a partir de la basura (desechos sólidos).

Rocío Nahle, secretaria de Energía del Gobierno de México, señaló que el megatecho solar sobre la Ceda tendrá una inversión de 400.41 millones de pesos, ejecutados por la CDMX y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El panel gigante beneficiará a 440 mil usuarios de la Ceda cada día. La funcionaria federal estimó que a mediados de este año comenzará la instalación, para que en 2022 ya esté en operación.

“Esto ya arrancó y sin duda es parte de los recursos públicos que se utilizan para beneficio de la población. Desde el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Energía, estamos apoyando esto y sin duda vamos a seguir en esta gran ciudad, en nuestra capital que tanto nos da a los mexicanos”, puntualizó.

El secretario de Desarrollo Económico local, Fadlala Akabani, resaltó que el campo solar urbano permitirá un ahorro en luz anual de 73.5 millones de pesos. Actualmente, la energía eléctrica que se consume en la Central de Abasto es de 3.2 gigawatts (GWh)-hora al año en áreas comunes y 76.3 por parte de locatarios.

La planta fotovoltaica tendrá una capacidad de 18 megawatts y la generación de 27.43 GWh al año, que equivale al consumo de 15 mil 240 hogares.

“Vamos a tener un alcance para que 440 mil usuarios de la Central de Abasto de la Ciudad de México y sus alrededores tengan iluminación a partir de la energía solar”, comentó el secretario.

DE LOS DESECHOS… ENERGÍA

 Luis Agustín Álvarez Icaza, investigador de la Coordinación Eléctrica de la UNAM, señaló que el segundo proyecto consiste en una planta de pellets de carbón vegetal, que procesará, en una primera fase, 72 toneladas por día de desechos orgánicos.

Los pellets podrán ser quemados en una carboeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad o en una cementera. Se calcula que la capacidad de producción será de 8.7 toneladas diarias de hidro-carbón, con la que se generarán 11 megawatts-hora al día de energía.

“Se está terminando de fabricar el 95 por ciento de los equipos; se están haciendo en México, en Alemania y en la India, estamos esperando que a más tardar mayo de este año hagamos los arreglos de obra civil”, comentó.

Se proyecta que la planta se integre en agosto próximo, para que arranque a finales de año, de manera escalonada, y funcione totalmente en febrero de 2022.

La Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, resaltó que la planta y la central fotovoltaica contribuyen en los ejes sustantivos de la política energética del Gobierno de México: defender la soberanía del país, para no depender tanto del exterior; y el cuidado del medio ambiente.