Persiste saturación en quioscos y farmacias

No cesan filas, pese al llamado para no ir por prueba de Covid

Las 300 fichas que se reparten al día en V. Carranza se acaban antes del mediodía; hay miedo al virus y necesidad de certeza entre quienes acuden

11-1
Decenas de personas esperan por un test de Covid, ayer, en el módulo del Forum Buenavista.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Frida Sánchez

Pese al llamado de las autoridades para no acudir a una prueba Covid en caso de tener sintomatología, las largas filas y tumultos no paran en quioscos, farmacias y centros de salud de la Ciudad de México.

Andrea, una capitalina de 34 años, acudió este jueves al módulo instalado en la plaza Forum Buenavista, en la alcaldía Cuauhtémoc, para realizarse una prueba tras haber estado en contacto con dos amigas que resultaron positivas.

El evidente malestar, cuerpo cortado y ronquera con los que amaneció desde el miércoles no evitaron que tuviera un poco de “esperanza”, por lo que, aunque sabe que la variante Ómicron es mucho más contagiosa, no dudo en salir a las calles para verificar su estado de salud.

“Uno tiene esperanza, ¿no?, de que salga negativo”, afirmó acerca de por qué acude al módulo pese a saber que estuvo en contacto con personas infectadas.

“Traigo cubrebocas, no me lo he quitado y respetamos la fila, no pierdo nada; de cualquier manera, es mejor saber si lo tengo o no”, advirtió, sobre el riesgo que se corre de salir a la calle e infectar a más personas, en caso de ser positiva.

Horas más tarde, el temido resultado le dio la razón a su sintomatología: positivo a Covid-19. Lo que sigue para ella es mantenerse en aislamiento “al menos una semana”.

“Como que uno no quiere escuchar que lo tiene, porque da miedo, pero ahora, en el entendido de que sí es, sabemos que lo mejor es ser responsables y quedarnos en casa”, comentó.

Antonio, un muchacho de 19 años, sólo acudió por “curiosidad”, porque tuvo contacto con familiares que dieron positivo; sin embargo, hasta ahora no ha tenido síntomas.

Gráfico

“Quiero saber si lo tengo porque estoy viviendo con mi abuelo y hace unos días vi a unos familiares que nos avisaron que están enfermos; es para saber, más que nada, para no estar cerca de él si lo tengo y tener las precauciones, pero como que nos dio la fiebre de las pruebas; mucha gente en todos lados y con turnos”, explicó, al reconocer que antes de ese quiosco, visitó farmacias y solicitó precios en los laboratorios, pero “se le hizo muy caro pagar el precio”.

Al preguntarle sobre las razones para acudir, aun con el llamado de las autoridades de no realizarse una prueba, el joven explicó que “su miedo al virus es más grande que cualquier cosa que digan”, pues aunque reconoció que en este nuevo repunte tiene conocimiento de más familiares y amigos con contagios pero sin gravedad, le quedó temor porque antes perdió a familiares. “En mi casa hubo pérdidas; entonces, aunque mi abuelo está vacunado, no quiero correr riesgos”.

A casi dos semanas de la reapertura de los diferentes quioscos, este jueves se registraron filas en diferentes puntos de la ciudad. En la explanada de la alcaldía Venustiano Carranza, donde se abrió un módulo, las 300 fichas que se reparten al día se terminaron antes del mediodía.

En el Parque Salesiano, donde a partir de ayer se instaló un módulo, no pasó ni una hora desde la apertura cuando ya había una fila de personas a la espera de turno para hacerse una prueba.

Ayer, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, reiteró el llamado a no adquirir pruebas por medio de Internet o en redes sociales, para evitar el riesgo de ser víctimas de estafas, y a los empleadores a no solicitar pruebas negativas del virus a sus trabajadores.

  • El dato: El miércoles había 50 mil 325 pacientes activos; es decir, los que no se han recuperado de la enfermedad; hasta ese día se habían aplicado 4 millones 66 mil 661 pruebas.

Montan 2 módulos adicionales en MH y Cuajimalpa

A partir de este jueves, las autoridades sanitarias de la Ciudad de México instalaron dos quioscos de aplicación de pruebas para detectar Covid-19 en las alcaldías Miguel Hidalgo y Cuajimalpa.

Estos módulos son adicionales a los 11 quioscos que se instalaron hace una semana en varios puntos de la capital, en los que se aumentó la cantidad de reactivos diarios que se aplican, y a los ubicados en ocho plazas comerciales desde hace 15 días.

En la alcaldía Miguel Hidalgo, el módulo se instaló en el Parque Salesiano ubicado en la colonia Anáhuac, mientras que en Cuajimalpa se colocó a un costado de la explanada de la alcaldía, frente a las instalaciones de la Fiscalía.

Ambos módulos estarán abiertos de lunes a sábado, en un horario de 9:00 a 13:00 horas, y brindarán atención gratuita a los capitalinos.