Pandemia

Desescalada del virus baja el ritmo en ZMVM

Se reduce el número de desocupaciones diarias en hospitales; experto llama a no relajar las medidas, para evitar un nuevo repunte

14
Paramédicos ingresan a un nuevo paciente grave de Covid al hospital de Los Venados, ayer, en la capital del país.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

Aunque la pandemia mantiene la tendencia de reducción en la cifra de hospitalizaciones de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), en últimos días se nota una disminución del ritmo con el que nuevos pacientes liberan las camas.

De acuerdo con informes diarios, la tasa de velocidad de crecimiento en

la primera semana de febrero llegó a ser de -149 hospitalizaciones generales y al 22 de febrero, la reducción fue de -98.

La dinámica es igual en las camas para pacientes que requieren ventilador. A mitad de febrero, se llegó a -41 y en la última actualización, la curva ya registra -30.

De manera particular, en la CDMX, el semáforo epidemiológico del Gobierno capitalino aún refleja la tendencia a la baja; la ocupación hospitalaria fue de 55 por ciento al cierre de ayer; esto significa una reducción de un punto porcentual respecto al día previo.

En la semana del 15 al 21 de febrero, la reducción en la saturación hospitalaria de la CDMX fue de 7 por ciento, ligeramente menor a la del 8 al 14 de febrero, cuando bajó 10 por ciento.

Francisco Oliva, epidemiólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana, comentó que aunque el criterio de hospitalizaciones se mantiene a la baja, en realidad el semáforo naranja tiene tintes de rojo, porque hay una subestimación en el número de contagios, en comparación con la cantidad de habitantes.

No obstante, opinó que mientras se conserven las medidas de sana distancia, uso de cubrebocas y lavado de manos, podrá seguir el control de la pandemia, incluso con más reaperturas económicas.

“Independientemente del color del semáforo, que debe parecerse a un naranja con tintes de rojo, debe de haber una protección de la sana distancia, del cubrebocas y del lavado de manos, porque eso es lo único que va a disminuir esta curva.

“Mientras no exista inmunidad de grupo no se parará la pandemia, realmente el número de contagios, incluso aunque sepamos que está subestimado, es mínimo con respecto al tamaño de población de nuestro país”, sostuvo.