El proyecto, frente a Monumento a la Revolución

Van por hotel de 16 pisos en zona de Cuauhtémoc con escasez de agua

La colonia Tabacalera, en donde está el predio, recibe el líquido por tandeo, sólo 7 horas al día; vecinos temen más afectaciones; diputados piden revisar los megaproyectos

El Gran Casino Frontón México, en imagen tomada ayer.
El Gran Casino Frontón México, en imagen tomada ayer.Foto: Eunice Cruz| La Razón
Por:
  • Eunice Cruz

Gamaliel, persona de la tercera edad, tiene su casa en la calle Francisco Díaz Covarrubias de la colonia San Rafael, en la alcaldía Cuauhtémoc. Al igual que el resto de los vecinos, desconocía que en la zona, en donde ha escaseado el agua en las últimas semanas, se pretende construir un hotel de 16 pisos sobre el nivel de banqueta y otros cuatro niveles hacia abajo.

En una iniciativa enviada al Congreso de la Ciudad de México, particulares solicitaron un cambio de uso de suelo para poder edificar un hotel de gran tamaño frente al Monumento a la Revolución, en el predio que actualmente ocupa el Gran Casino Frontón México.

La colonia Tabacalera, —pegada a la San Rafael— en donde está ubicado este inmueble, está incluida en el programa de tandeo, por lo que sólo recibe agua cada día de las 6:00 a las 13 horas.

Los solicitantes, cuya identidad fue tachada en la Gaceta Parlamentaria, piden que se modifique el Programa de Desarrollo Urbano de la alcaldía Cuauhtémoc, a fin de permitir el uso de suelo de hotel, adicional al de centro de juegos, apuestas, espectáculos públicos y restaurante, con el que cuenta actualmente el inmueble.

Solicitan también que se permita aumentar en más del doble el área de construcción actual, para que pase de ocho mil 36.76 metros cuadrados a 17 mil 602.94 metros cuadrados, es decir, nueve mil 566.18 metros cuadrados adicionales.

De ser autorizado el proyecto, la edificación subiría de cuatro pisos que tiene actualmente el Frontón México a 16, lo que representa aumentar la altura cuatro veces más, a partir de la banqueta, más los cuatro niveles subterráneos.

No deben quedar a discrecionalidad los cambios de uso de suelo o la centralización que se tiene para tomar ese tipo de decisiones, no sólo para el tema del Frontón, sino para cualquier multidesarrollo que se ejecuta en la ciudad

Federico Chávez
Diputado local del PAN

El señor Gamaliel, habitante de la colonia San Rafael, comentó a La Razón que un hotel de este tamaño aumentaría los problemas de desabasto de agua que se presentan recurrentemente en la zona.

Camila, quien vive en la calle José María Iglesias de la colonia Tabacalera, opinó que es normal que se construyan este tipo de obras en esta parte de la ciudad, sin embargo, dijo que le preocupa que se edifique una más, por la actual crisis del agua.

Compartió: “En otras ocasiones han hecho ya varias obras grandes, pero por la falta de agua que hay ahorita en toda la ciudad, esto es preocupante, así que no creo que sea prudente que se autorice”.

Al respecto, la coordinadora de Morena en el Congreso capitalino, Martha Ávila, consideró que “hay que solucionar primero la escasez de agua y después pensar en estos grandes edificios; más bien, se debería pensar en la vivienda social”.

La diputada indicó que el partido guinda desde el Congreso capitalino ha cuidado mucho la aprobación de cambios de uso de suelo, ya que los megaproyectos repercuten en la situación actual que se vive con el agua.

Dijo: “Es claro que hay un desbasto de agua, en Iztapalapa, por eso, en estos seis años no se autorizó ningún permiso, porque tenemos un problema del agua”.

A su vez, el diputado de Movimiento Ciudadano, Royfid Torres, expuso que es necesario que haya estudios de impacto ambiental antes de autorizar el proyecto, y alertó que hay complicidades en toda la ciudad para impulsar este tipo de obras sin transparencia.

“Tenemos que acabar con esa opacidad y que la decisión de construir o no esté sustentada en estudios de impacto ambiental y de servicios públicos”, señaló.

.
.Gráfico: La Razón de México

Agregó que pese a que el desarrollo en la ciudad tiene que continuar, no se puede privilegiar a una zona mientras se dañe a los que residen a los alrededores, por ello, abundó en que se deben mejorar las condiciones para favorecer a los habitantes y los proyectos que se plantean.

Afirmó: “Seguramente en el Frontón habrá muchas consideraciones a favor, pero lo más importante es que a los vecinos se les garantice que van a seguir teniendo la misma calidad en los servicios… se debe hacer un análisis a fondo para aprobar o negar el cambio solicitado, con base en una mesa técnica, que diga si está sustentado o no el proyecto”.

Por su parte, el diputado del PAN, Federico Chávez, compartió que se deben abordar de frente los temas de desarrollo urbano y proponer un nuevo Plan General de Desarrollo para la Ciudad de México, en el que se incluya la participación de la ciudadanía y se tomen en cuenta estudios técnicos.

El legislador expuso: “No deben quedar a discrecionalidad los cambios de uso de suelo o la centralización que se tiene para tomar ese tipo de decisiones, no sólo para el tema del Frontón, sino para cualquier multidesarrollo que se ejecuta en la ciudad”.

Chávez resaltó que con una obra de esta naturaleza, si no se realizan los estudios pertinentes, no sólo se podría afectar a la ciudadanía en el tema del agua, sino también la movilidad, por lo que se debe cuidar la manera en la que crece la capital.

Insistió: “Si no se definen las reglas vamos a seguir transitando a ciegas, donde solamente se tome en cuenta la percepción de autoridades; tenemos que especializar ese tipo de esquemas para saber qué si se puede y que no”.

Finalmente, propuso que se detengan todos los desarrollos grandes en la metrópoli hasta que se tenga un Plan General de Desarrollo, el cual, dijo, está congelado en el Congreso capitalino y los tiempos no darán para este periodo.

“Tenemos que ir avanzando e ir sembrando el estudio de qué es lo que tenemos que hacer”, sentenció.