Rechaza ante diputados su techo presupuestal

Lía Limón acusa recorte a recursos de la alcaldía ÁO para próximo año

La titular de la demarcación sostiene que el monto asignado representa una baja del 3.6% respecto al 2022; Mauricio Tabe, de Miguel Hidalgo, denuncia una disminución de 337 millones de pesos para el ejercicio 2023

La alcaldesa de Álvaro Obregón, Lía Limón, Durante la mesa de trabajo con integrantes del Congreso de la CDMX para el análisis del Paquete Económico 2023.
La alcaldesa de Álvaro Obregón, Lía Limón, Durante la mesa de trabajo con integrantes del Congreso de la CDMX para el análisis del Paquete Económico 2023.Foto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

Los alcaldes de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe, y de Álvaro Obregón, Lía Limón García, solicitaron al Congreso local aumentar el presupuesto asignado por la Secretaría de Administración y Finanzas del Gobierno central para el ejercicio fiscal 2023 en sus respectivas demarcaciones, al considerarlo “insuficiente” para hacer frente a las demandas y necesidades de los ciudadanos.

Ayer, la alcaldesa Lía Limón pidió al Legislativo aprobar 235.4 millones de pesos adicionales a los tres mil 365 millones de pesos de techo presupuestal que le fijaron, con la intención de evitar que disminuyan los programas implementados por su gestión y que se vea afectada su “capacidad operativa”. 

Durante la mesa de trabajo para discutir el Paquete Presupuestal del próximo año, Limón García acusó que el presupuesto para el 2023 asignado a Álvaro Obregón sufrirá una reducción del 3.6 por ciento en comparación con lo asignado en el año en curso, debido a la inflación. 

“Si consideramos que este año las políticas públicas de la Cuarta Transformación nos van a dejar una nada alentadora inflación del 8.4 por ciento, de acuerdo con el Banco de México, en realidad se tendrá una disminución del 3.6 por ciento en términos reales”, lamentó. 

Ante diputados de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, la alcaldesa refirió que la petición que hace no es para solicitar más presupuesto, sino que lo asignado esté conforme a lo que corresponde por la inflación, y según la población que habita en la alcaldía. 

Lía Limón enfatizó que al recortarle presupuesto, “no es a una administración de oposición a la que se castiga, sino a los ciudadanos”.

Si consideramos que este año las políticas públicas de la Cuarta Transformación nos van a dejar una nada alentadora inflación del 8.4 por ciento, de acuerdo con el Banco de México, en realidad se tendrá una disminución del 3.6 por ciento en términos reales

Lía Limón, Alcaldesa de Álvaro Obregón

La alcaldesa explicó que el monto adicional al techo que solicitó estaría destinado a “reponer” el gasto operativo que se contempla en el capítulo 1000, en el que se incluyen los salarios y prestaciones de los trabajadores de la demarcación. 

Asimismo, se pronunció a favor de que se den mejores salarios a los trabajadores de su administración, siempre y cuando no sea “a costa de los servicios que las alcaldías podamos prestar a los ciudadanos”.

Por otra parte, adelantó que para el año que viene prevé aumentar el gasto en seguridad en un 6.6 por ciento, pues destinará 383 millones de pesos, mientras que en este año se ejercieron 360 millones. 

Dijo también que en programas sociales buscará aumentar un 16 por ciento el presupuesto que se destinó este año.

En su oportunidad, el alcalde de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe, solicitó 484 millones de pesos adicionales al techo presupuestal de dos mil 558 millones de pesos que le fue asignado para el próximo año, pues advirtió que el monto presupuestado no sólo es “insuficiente”, sino que abona a “un deterioro” en la capacidad financiera de la alcaldía. 

En este sentido, el alcalde explicó que el monto adicional que solicita prevé destinarlo a diversos rubros, como el mantenimiento de 69 escuelas públicas, a las que se asignarán 100.9 millones de pesos y el reencarpetamiento de 46 vialidades secundarias, para lo que se ejercerían 230 millones de pesos. 

Para dar mantenimiento a la red de agua potable y drenaje, explicó, se gastarían 20.5 millones de pesos, mientras que para servicios urbanos se destinarían 8.5 millones de pesos. 

El alcalde advirtió que en términos reales, el monto asignado para el próximo año implica un decremento de más de 337 millones de pesos respecto al 2018, lo que significa que hay menos recursos para cubrir servicios básicos para los habitantes, como reencarpetamiento, drenaje, escuelas y programas sociales. 

En la reunión correspondiente, Tabe aseguró que pedir un aumento a los recursos fiscales no es “una solicitud caprichosa”, sino “un mandato” que deberían aprobar los legisladores, a quienes hizo un llamado enérgico para aprobar su solicitud. 

“Si deciden votar en contra de esta solicitud, también les explicaremos a los vecinos que el Congreso no quiso que se pudieran realizar esas obras, porque la responsabilidad pública del presupuesto es asumir los aplausos cuando se logran cosas, pero también asumir los costos cuando se decide no darle presupuesto a los vecinos”, advirtió.

Por otra parte, el alcalde pidió revisar “con urgencia” la fórmula con la que se determina la distribución del presupuesto a las alcaldías y determinar reglas claras que impidan una repartición parcial de los recursos, pues acusó “favoritismos e injusticias” en la distribución de los mismos. 

En sus posicionamientos y réplicas, diputados de las bancadas del PAN, PRI y MC aprovecharon para reconocer los avances de ambos alcaldes a lo largo del último año.