Gobierno no está “ni en contra ni a favor”, dice

Plantea Sheinbaum consulta sobre fiesta brava en la CDMX

La mandataria explica que se impugnó la suspensión de las corridas “por trámite”; es más violento que los toros mueran en los rastros que en el ruedo, dice torero profesional

Plantea Sheinbaum consulta sobre fiesta brava en la CDMX
Plantea Sheinbaum consulta sobre fiesta brava en la CDMXFoto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, afirmó que su administración no está “ni a favor ni en contra” de que haya corridas en la Plaza de Toros México, pero consideró que por medio de una consulta, la ciudadanía podría decidir sobre este tema.

En conferencia de prensa, Sheinbaum Pardo explicó que la Consejería Jurídica del Gobierno capitalino impugnó la suspensión definitiva otorgada por el Poder Judicial a la organización civil Justicia Justa “por trámite”, y añadió que desde ahora será la Plaza de Toros México la que se haga cargo del proceso legal.

“A mí me parece importante que se haga una consulta, que se discuta en la sociedad; ahora el juez se adelanta y hace esta suspensión definitiva, pero de parte nuestra pues ya van a ser los propios privados, la propia plaza de toros, quien haga todo el proceso jurídico correspondiente”.

A pregunta expresa sobre si su gobierno apoyaría o no la eventual prohibición, Sheinbam respondió: “Ni en contra ni a favor, sino sencillamente lo que diga la ciudadanía”.

El pasado viernes, tras una demanda de amparo promovida por la organización civil Justicia Justa, el juez federal Jonathan Bass suspendió por tiempo indefinido las corridas en la Plaza de Toros México, el recinto más grande a nivel mundial que alberga los espectáculos taurinos.

“La concesión de la suspensión definitiva no vulneraría el orden público ni afectaría el interés social sino que, por lo contrario, permitiría que las autoridades ejercieran sus facultades legales para evitar la contravención al derecho a un medio ambiente sano”, resolvió el juez.

En su demanda, la organización civil argumentó que en las corridas se da un trato dan “degradante” a los toros, y con ellas se impide a las personas disfrutar de un medio ambiente sano, un derecho que viene establecido en el artículo cuarto de la Constitución política.

Además, la organización aseguró que las corridas son “una actividad recreativa en la que se lastima, se tortura y finalmente se mata a un animal”.

Aunque la empresa Tauro Plaza México, y el Gobierno de Ciudad de México impugnaron dicha resolución, el proceso judicial tardará meses en resolverse y mientras dure, las actividades de la Plaza relacionadas con la tauromaquia deberán suspenderse.

En tanto, la posibilidad de prohibir las corridas de toros en la Ciudad de México o cambiar el formato tradicional por uno que no implique lesionar ni matar a los animales causado controversia entre miembros del gremio taurino.

Alfredo González Blancas, un matador residente de la Ciudad de México, explicó a La Razón que montar una corrida de toros genera una “gran derrama económica” que da sustento a las familias no sólo de toreros, sino de miles de personas que se dedican a otras actividades, como los hoteleros, restauranteros o taxistas.

González Blancas, quien forma parte de una dinastía de matadores, explicó que uno de los aspectos que se desconocen en las corridas de toros es que los animales que se presentan en estos eventos “están destinados para morir así”, por lo que al no ser matados en una corrida, “el animal terminará muriendo en un rastro, lo cual es mucho más violento que lo que hace un torero”.

  • El dato: Las corridas de toros en la Plaza México generan cada año unos 225 mil empleos directos e indirectos, de acuerdo con cálculos de la Asociación Mexicana de la Tauromaquia.