Martes 20.10.2020 - 14:57

Sobrecarga eléctrica causó retrasos en el Tren Ligero

Sobrecarga eléctrica causó retrasos en el Tren Ligero
Por:

Los retrasos registrados ayer en la operación completa del Tren Ligero, después de que se anunciara la reapertura del tramo de Tasqueña al Estadio Azteca, se debió a una sobrecarga en la línea de energía eléctrica, sobre la catenaria, lo que provocó la falla en la tarjeta de control en uno de los trenes, informó Guillermo Calderón, titular del Servicio de Transportes Eléctricos.

Hoy también hubo un atraso, debido a que algunos operadores que no se sentían seguros de ingresar al nuevo patrón de manejo en el corredor, ya que son nuevas las vías. En ese sentido, informó que se capacitará a los conductores durante varios días, para incrementar paulatinamente las velocidades.

Originalmente, el Gobierno local aseguró que el servicio estaría completo a las 13:00 horas, después lo recorrió hasta las 17:00; pero en la práctica fue hasta después de las 19:00 horas que los usuarios pudieron usar el tren.

Contenido relacionado: Reanudan tramo de Tren Ligero, pero usuarios se quejan del servicio

Tras la inauguración del carril Trolebús-Bici, el funcionario aclaró que el retraso nada tuvo que ver con los trabajos de rehabilitación en las vías recién inaugurados.

“Era el primer tren que estábamos integrando al servicio, quedó varado y, en lo que resolvimos ese incidente, transcurrieron un par de horas. No tiene que ver con la obra de rehabilitación que, como pudieron constatar ayer, quedó de forma correcta y espléndida”, dijo.

Comentó que este viernes también hubo retrasos en la operación del Tren Ligero. La razón fue que algunos operadores no se sentían seguros de ingresar a las nuevas vías, porque cambió el esquema de conducción, lo que los frenó para circular a una velocidad mayor a 10 o 15 kilómetros por hora.

En ese sentido, informó que habrá una curva de aprendizaje para que los conductores se acostumbren a la ruta, periodo que podría tardar alrededor de diez días y, después de es tiempo, se podrán incrementar paulatinamente las velocidades.

Así, a lo largo de las semanas, se aumentará la velocidad hasta llegar a lo prometido con el cambio de vías, que es de 32 kilómetros por hora. Es una curva de aprendizaje, afirmó.

gi