Se reúne con Rosa Icela, titular de SSPC

Supervisa Sheinbaum abasto del combustible

En C5 sostiene encuentro con gaseros para garantizar la distribución en Zona Metropolitana; Congreso local pide kilos de a kilo; Coparmex y Canirac alertan complicaciones por escasez

9
Vendedores de gas en Puebla se sumaron al paro nacional convocado ayer.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

Después de que el Gobierno federal fijó topes a los precios de venta del gas LP y frente al paro por parte de los gaseros, ayer, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, sostuvo una reunión con la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, y con integrantes del gabinete federal, para plantear acciones que garanticen el suministro del combustible en el Valle de México, así como un precio justo.

La reunión tuvo lugar en el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la CDMX (C5), y estuvieron presentes representantes de la Guardia Nacional, la Secretaría de Marina y de la Secretaría de la Defensa Nacional. La mandataria capitalina dio a conocer en sus redes sociales que al C5 también acudieron empresarios gaseros.

Antes de la junta de coordinación, Sheinbaum Pardo hizo ver en su cuenta de Twitter que en la Zona Metropolitana del Valle de México es donde los precios del gas son los más altos. Por eso, manifestó su respaldo a la decisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador para establecer precios máximos de venta en el gas y con ello apoyar a la economía familiar.

“El @GobiernoMX ha establecido precios máximos de venta al público para apoyar la economía familiar, en particular de los que menos tienen. Respaldamos esta medida y haremos todo lo que haga falta para evitar el desabasto”, expresó en sus redes sociales.

Sobre este tema, el Congreso de la Ciudad de México aprobó un punto de acuerdo para solicitar a la Procuraría Federal del Consumidor (Profeco) vigilar la entrega de kilos completos de gas LP a los consumidores finales.

El objetivo es evitar abusos por parte de los distribuidores y que cada tanque contenga la cantidad por la que se paga, con la vigilancia de Profeco mediante sus programas de Kilo por Kilo.

A la propuesta, encabezada por el diputado Jorge Gaviño, del PRD, se agregó que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) garantice la cobertura del suministro del gas en la capital del país.

Durante la presentación de la propuesta, Gaviño Ambriz argumentó que siempre que existe un intento de control en precios por parte del Estado, hay reacciones de los comerciantes y, en el caso del gas LP, no se previó esta situación.

“Si el precio se mantiene en los tanques de 20 y de 30 kilogramos, lo que van a hacer los empresarios ahora es entregar los tanques con menos cantidad de gas, para tener una ganancia mayor. Y, ¿cómo tenemos que evitarlo?, pues que Profeco haga su trabajo”, comentó.

Gráfico

ALERTAN MERCADO NEGRO

Previo a que se diera a conocer el levantamiento del paro de los gaseros, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Ciudad de México advirtió que el desabasto de gas LP puede generar un mercado negro del combustible.

Expuso que sería “fatal” para varios sectores de la economía si se hubiera prolongado un día más la suspensión de labores, principalmente para servicios de restaurantes, transporte, hoteles, tintorerías y, sobre todo, los hogares de los mexicanos.

En ese sentido, llamó al Gobierno local y a los distribuidores de gas a conciliar sus posiciones para no poner en riesgo la reactivación económica, que requiere de este insumo.

“Lo que menos necesitamos en este momento es otra crisis que pueda agravar aún más la situación” expresó, tras aseverar que a la par se enfrenta la tercera ola de contagios de Covid. Además, indicó que casi 40 por ciento del transporte concesionado en la ciudad es movido por gas LP.

Señaló estar en contra de la informalidad y de los abusos; sin embargo, opinó que no deben tomarse medidas apresuradas sin que se les dote a los distribuidores de alternativas consolidadas.

“Los comisionistas (cilindreros como se les conoce comúnmente), que son quienes llevan el producto directamente a los hogares y pequeños negocios, han trabajado así por muchos años y ha faltado un control o regulación y regularización de su actividad. Estas son las consecuencias”, apuntó.

A propósito, Emilio Nájera, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) de la alcaldía Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México, afirmó que no tuvieron desabasto, debido al poco tiempo que duró el paro de gaseros.

No obstante, previó que los negocios no hubieran soportado un día más sin suministro, porque actualmente no llenan por completo sus tanques ante el bajo nivel de ingresos que perciben por la ola de contagios de Covid-19 y la falta de consumidores.

“Sí era algo de cuidado, sí nos pusimos muy nerviosos, porque nuestras ventas todavía están bajas y no llenamos todo el tanque. Nos beneficia mucho que se esté regulando el precio, porque últimamente ya variaba mucho. Si se hubiera prolongado, más de 50 por ciento de los restaurantes si hubiéramos sufrido”, proyectó en entrevista.

La Comisión de Energía de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin) señaló que el consumidor residencial y la industria de servicios hubieran sido los más afectados, siendo 58 por ciento y 15 por ciento de la demanda de gas LP, respectivamente.

  • El dato: El 1 de agosto arrancó la medida que fija los precios máximos en la venta del gas lp a los consumidores finales, lo que implica una reducción de entre un 10 y 11% a nivel nacional.