Más de 5 mil llegaron hoy al recinto mariano

(FOTOS) Basílica de Guadalupe en tiempos de COVID-19: así reciben a miles de feligreses

En peregrinaciones, en familia, con imágenes cargando, arriban al templo previo al cierre el 10 de diciembre

462cdfa8-1c99-4de7-a33c-dd064fe431a1
Fieles respetan las medidas y filtros sanitarios en una mis al aire libreEduardo Cabrera/La Razón
Por:
  • Eduardo Cabrera

La Basílica de Guadalupe, el histórico centro de encuentro de millones de católicos en el país, se ha convertido en un punto de extremo control del COVID-19, cuando miles de feligreses llegan para pedir por sus causas a la virgen, a pocos días de que el templo quede cerrado, el próximo 10 de diciembre.

Misa a sana distancia, el lunes 7 de diciembreEduardo Cabrera/La Razón

Con figuras religiosas monumentales, en familia o en peregrinaciones y hasta de rodillas, miles de personas tuvieron que pasar por los filtros sanitarios que impusieron las autoridades civiles y religiosas, que ofrecen misas de aforo reducido y al aire libre. 

Algunos feligreses acuden de rodillas con sus imágenes religiosasEduardo Cabrera/La Razón

Al mediodía de este lunes 7 de diciembre, las autoridades contaron la llegada de 5 mil 679 personas a la Basílica de Guadalupe, una cifra significativamente menor a las del domingo 6, cuando arribaron más de 40 mil católicos.

Los feligreses en la Basílica de Guadalupe.
Los feligreses en misa al aire libre en la Basílica de Guadalupe.Crédito: Eduardo Cabrera
Más de 5 milo personas llegaron a la Basílica de Guadalupe este lunesEduardo Cabrera/La Razón

Los fieles se colocan en filas respetando la sana distancia, el uso de cubrebocas es obligatorio en todo momento dentro de las instalaciones, y, al final de la misa, reparten la hostia, no directamente en la boca, como solía hacerse, si no en las manos.

Los fieles reciben la hostia en la mano, para evitar contagioEduardo Cabrera/La Razón

Los sacerdotes mantienen el llamado a quedarse en casa, ya que las misas son transmitidas por la página oficial de la Basílica de Guadalupe.

"No queremos que por la pandemia su fe desaparezca, no queremos que dejen de ser fieles, no se trata de que por la pandemia dejaremos de seguir a la virgen" dijo uno de los presbíteros que oficiaba la misa.

Algunos acuden para cumplir una promesa a la Virgen de GuadalupeEduardo Cabrera/La Razón

AG