Albita Rodríguez, los años 50

FCH ofrece transición política eficaz y transparente a Peña Nieto
Por:
  • carlos_olivares_baro

Alba Rodríguez Herrera (La Habana, 1962): cantante y compositora ganadora de dos premios Grammy (producción y vocalista) por el álbum Albita llegó (2004) y de un EMMY. Reconocida en Cuba como intérprete de música folclórica (vertiente guajira), se proyectó internacionalmente con el fonograma No se parece a nada (1995) de donde sale el éxito “Qué manera de quererte”. Con 16 discos grabados, es una de las figuras principales del musical The Mambo Kings. Actualmente, conduce un popular show en el canal MegaTV de Estados Unidos.

Albita (Live House Recording, 2017) es el fonograma número 16 en la carrera de la intérprete, radicada en Miami, de “Qué culpa tengo yo”, icono de la cultura cubana. Albita se proyecta en esta producción como emisaria de la Época de Oro de la música cubana. Años 50 del siglo pasado: Beny Moré, Machito, el bolero, la guaracha, el son montuno, el mambo. Retrato del espíritu de las grandes bandas con armonías contemporáneas.

Producción de Paris Cabezas con grabación y mezcla analógica en una máquina de cintas MTR-90, micrófonos vintage y engranajes de tubos personalizados montados para este proyecto. “No hubo ediciones sobre la grabación ni correcciones artificiales durante el proceso de mezcla. Quisimos sintetizar lo viejo y lo nuevo (analógico y digital) en la búsqueda de una sonoridad nostálgica y festiva”, ha dicho Cabezas.

Inicia con “Quién pero quién” (J.Arrondo): bolero que Albita dilucida con esmerada recitación en los cauces de un arreglo que nos transporta al eco de las vitrolas de los bares cubanos. “País tropical” (Ben), en dueto con el brasileño Alexander Pires: versión cubanizada del tema que Jorge Ben popularizó a finales de los 60. “Homenaje a Beny Moré” con la colaboración del laudista Barbarito Torres. “A romper el coco”, “Barbara Batiri”, “Se te cayó el tabaco”: sección de metales deslumbrante y vocalización de Albita en jubilosos pregones. Y llegan las cumbias: “Santo y parrandero”, “Salsipuedes”, “La Pollera colorá” en parranda indígena/africana de fuerza mayor.

“L. O. V. E”, el tema que popularizó Nat King Cole en los 60, es retomado por la cubana con sentido filinesco respaldado por sensuales clústeres de piano y sutiles riffs de los metales. “Perdón”, dúo con Ana Gabriel, “Angelitos Negros”, el gran éxito de Machín, y “Loca”, con Ednita Nazario, le dan al disco un esplendor nostálgico y a la vez guarachero en el timbre de una banda de brioso groove. Dos boleros de Juanito Márquez (“Como un milagro”, “Alma con alma”) son pronunciados por la habanera con segura pasión y amorosas señales sentimentales. El venezolano Simón Díaz y “La vaca mariposa” a dueto con Rafael Pollo Brito: lúdico tema que la banda guarachea con olores joroperos. Y termina el bembé con un popurrí de congas, “Mis congas”: Miguel Matamoros, “Vamo’pa’la conga”: Néstor Milí, “La caminadora”, que Los Zafiros impusieron en los 60. Producción fonográfica que nos transporta al pasado desde concordias modernas. Arreglos de Yorgis Goiricelaya y Livan Mesa. Sección brass radiante y voz de una Albita en sus mejores fueros. “Es un disco que hace tiempo quería hacer. Es un homenaje a la música del Caribe y a La Habana”, confiesa Albita.

carlosolivaresbaro@hotmail.com | @barocarls