Lunes 3.08.2020 - 15:32

Asia va por delante

Asia va por delante
Por:

Las economías asiáticas parecen estar liderando la recuperación mundial. Si bien no tienen el peso económico suficiente para “arrastrar” al resto del mundo, algunas otras economías emergentes podrían verse beneficiadas vía la reactivación de su comercio con esta zona geográfica, ¿podría ser el caso de México?

Si bien la demanda mundial continúa débil, las economías asiáticas están recibiendo un impulso desde dentro: es su propio consumo interno el que ha venido repuntando. Y esto se debe en buena medida a que el gasto gubernamental contracíclico fue relativamente más grande y efectivo en “amortiguar” la recesión económica local.

En México, las cifras del Producto Interno Bruto (PIB) publicadas el jueves nos recordaron que la economía local, en contraste con Asia, viene observando un retraso en su recuperación. En el segundo trimestre del año la economía local cayó a un ritmo anual de 10.3% (el ritmo de deterioro más acelerado desde que se mide esta variable trimestral, 1980). Si bien ya existen señales alentadoras hacia adelante, nuestra economía continúa dependiendo de la reactivación de la demanda externa -mientras que la interna continúa mermada-, ¿será la reactivación de Asia la solución?

Una de las condiciones para que México pudiera aprovechar el impulso asiático sería una liga comercial estrecha, la activación de la demanda de Asia impulsaría nuestras exportaciones. Este no es el caso. Sí lo es para otros países de Latinoamérica donde el porcentaje de exportaciones que tienen como destino Asia es de 37%, 24% y 19%, como son los casos de Chile, Perú y Brasil, respectivamente.

México exporta cerca del 80% (cifras de 2008) del valor de sus exportaciones a EU y tan solo 2% a su otro socio en el TLC, Canadá. En el caso de Asia, México exporta el equivalente a 3% de sus exportaciones. Más aún, México exporta sólo 0.7% a China, justo la economía cuya resistente demanda constituye uno de los motores de la recuperación asiática.

En este contexto, seguimos anticipando una recuperación gradual de la economía mexicana durante la segunda mitad de este año.

Sin embargo, dicha recuperación estará condicionada en buena medida al repunte de la economía estadounidense, a la que nos une más de una liga económica (comercio, inversión extranjera directa, remesas, etc.). Los números en Estados Unidos siguen sorprendiendo positivamente a los mercados y a los analistas, sin embargo Asia va por delante.

jvirgenroj@banamex.com

fdm