Jueves 28.05.2020 - 06:14

Alberto Chimal “infecta” los hogares con literatura

Alberto Chimal “infecta” los hogares con literatura
Por:

Para hacerles más llevadera la cuarentena a los amantes de las letras, el escritor Alberto Chimal, y su esposa, la narradora Raquel Castro, realizan, a través de su canal de YouTube, lecturas en vivo de diferentes tipos de textos; proyecto que se suma a los videos semanales en los que, desde hace cinco años, hablan de literatura y a las recomendaciones que hace en sus redes con el hashtag #LibrosParaLaCuarentena.

“Tratamos de hacer una labor social, por pequeña que pueda parecer, para apoyar a la gente que está padeciendo el encierro y el mundo al revés a causa de la pandemia. No estamos acostumbrados al aislamiento ni a la ausencia de contacto humano, pero tampoco a la constante con aquéllos que habitamos, lo cual, en los peores casos, puede terminar en violencia doméstica. Es por ello que tratamos de hacer más llevadera la reclusión”, explicó Chimal a La Razón.

Te puede interesar: Invitan a relatar la experiencia personal del encierro

"No está mal que queramos salirnos un rato de la circunstancia y entretenernos; es algo que hay quienes ven con malos ojos, pero es útil para la salud mental”

Alberto Chimal

Escritor

Las transmisiones son a las 18:00 horas, en el canal Alberto y Raquel; decidieron hacerlas de lunes a viernes para que los espectadores no pierdan la noción del tiempo. “Podríamos hacerlas diario, pero creemos que es bueno mantener la forma del septenario, pues eso sirve para darnos estructura, tanto a nosotros como a la gente, pues en el encierro los días se difuminan”, señaló.

La selección de las lecturas proviene tanto de ellos como de las sugerencias del público: “una persona de la tercera edad nos dijo que quería poesía de la que en su tiempo se declamaba, como la de Juan de Dios Peza y Rubén Darío, por ello hicimos una selección pensando en ese rango de edades de gente que conoció este género en otro tiempo y de otra forma”, contó.

El autor de La torre y el jardín aseguró que realizar estos videos, además de incrementar las visitas a su canal y sus seguidores, le resulta apremiante, pues de lo contrario, afrontar la pandemia sería complicado. Además, él siempre ha considerado necesario, independientemente de la situación, entablar contacto con sus lectores a través de las redes sociales, ya que así combate el prejuicio de que los artistas son elitistas e inalcanzables.

“Lo on line me ha servido para mantener ese contacto con la gente y para crear un público nuevo que de otra manera no se hubiera acercado. Creo que, a pesar de todo lo malo que nos han traído las redes, siguen siendo una herramienta útil, porque el medio cultural y literario es cerrado y vivimos en una transición, en la cual la cultura mexicana ha ido dejando la idea del elitismo.

“Durante mucho tiempo se pensó que los intelectuales y los artistas tenían que servir únicamente como interlocutores del poder político; esa postura creó un abismo entre la gente y esta ‘clase’, que aún muchos ven con desconfianza. Con lo digital hay quienes queremos ir en contra de ese prejuicio y actitud cerrada, bajarnos del pedestal del que muchos creen que estamos, y eso ha tenido éxito”, expresó el escritor.

Por ello, Chimal aseveró que quienes señalan las distintas iniciativas que artistas hacen al ofrecer sus creaciones vía web durante la cuarentena, como una sobreoferta cultural, están equivocados: “lo asocian con un esquema mercantil capitalista que no tiene cabida, simplemente porque lo que se está haciendo es gratis y para apoyar a los demás.

“Decirle sobreoferta es engañoso e impreciso, porque muchas de estas opciones alternativas de consumo ya estaban disponibles, pero no a nuestro alcance, porque no todos se pueden dar el tiempo de ir a una sala de conciertos; y también hay quienes no tienen las posibilidades económicas. Además, permite recibir estímulos nuevos”, remató.

El dato: La próxima semana, Chimal iniciará dos cursos en línea de escritura, de cuento y minificción, los cuales realizará por invitación de la UNAM.