Lanzan La nueva normalidad

Desde el arte apoyan a los diableros de la Ceda

Demián Flores y Gabriel Macotela recaudan fondos a través de un proyecto conjunto; con lo obtenido de las ventas donan este sábado cubrebocas y jabones a los carretilleros

Diableros de la Central de Abasto
Otro de los trazos que concibieron en conjunto los artistas.Fotos cortesía: Demián Flores
Por:

Los creadores plásticos Demián Flores y Gabriel Macotela combaten la crisis sanitaria del coronavirus desde la trinchera del arte: a través de su proyecto conjunto, La nueva normalidad lograron recaudar fondos para donar cuatro mil cubrebocas y ocho mil jabones a los diableros de la Central de Abasto (Ceda) de la Ciudad de México, el próximo 11 de julio.

Su iniciativa —que consiste en una edición limitada de 30 carpetas de artista numeradas y firmadas, que contienen grabados originales, linóleos, serigrafías al alimón, fotos de archivo y un cartel intervenido—nació de la reflexión y producción que ambos autores realizaban acerca de la vida en el contexto del Covid-19 y la necesidad de ayudar a uno de los sectores más vulnerables e importantes de la sociedad.

Obra de La nueva normalidad creada por Flores y Macotela.Fotos cortesía: Demián Flores

“Todos en la CDMX comemos de lo que se mueve en la Ceda, y quienes ahí hacen esta labor tan difícil y pesada son los más desprotegidos. Es uno de los lugares donde el virus está más presente. Los diableros viven en condiciones paupérrimas y muchos son migrantes. Creemos que debemos solidarizarnos y agradecerles su labor, al igual que a los trabajadores de la salud. Así nació esta carpetita”, dijo a La Razón Demián Flores.

Para el proyecto, los artistas se pusieron en contacto con las distintas asociaciones de carretilleros que existen en la Ceda para consultarles de qué manera los podían apoyar. “Pensábamos darles cubrebocas N95, pero nos comentaron que como están moviéndose mucho, éstos no los dejan respirar, por ello nos solicitaron que fueran de triple capa”, apuntó.

En cuanto a la parte conceptual de La nueva normalidad, el creador juchiteco explicó que el proyecto adopta el concepto institucionalizado por el Gobierno para reflexionar acerca de cómo las prácticas diarias y artísticas se han modificado a partir de la pandemia de coronavirus.

“Todos hemos estado encerrados, conviviendo con toda la información referente a la crisis sanitaria y las maneras en que las autoridades han intentado atacar la pandemia. Además, las pocas veces en las que hemos tenido que salir para algo a la calle nos hemos encontrado con esos carteles que dicen que nos quedemos en nuestras casas, que el virus no es una broma y que se siga la sana distancia. Todos estos van a quedar como parte de nuestra memoria colectiva”, refirió.

Intervención que hicieron Demián Flores y Macotela en cubrebocas.Fotos cortesía: Demián Flores

Sin embargo, Flores aseguró que con La nueva normalidad, más que hacer una crítica a cómo el Estado enfrenta la pandemia, buscan dar ánimo a las personas y generar una reflexión en torno a las nuevas prácticas sociales posconfinamiento.

Respecto al manejo de la crisis derivada por el Covid-19, lamentó que las autoridades culturales no hayan atendido al sector, uno de los más golpeados.

“El impacto del virus en la sociedad ha sido brutal, especialmente en nuestro gremio, el cual no ha sido atendido porque, a final de cuentas, somos independientes. Es nulo el apoyo que ha habido a nivel gubernamental y no se ve que vaya a haber alguno, sino todo lo contrario, pues los recortes presupuestales han sido bestiales. Una vez más la autoridad nos demuestra que la sociedad está sola y que tenemos que organizarnos”, lamentó.

Por este motivo, Macotela y Flores también donaron un ejemplar de la carpeta a distintos proyectos culturales en riesgo de morir, como la revista Generación, fundada por el escritor Carlos Martínez Rentería, la cual desde el pasado 10 de junio anunció que necesita “oxígeno” para sobrevivir.

“Les dimos un ejemplar para que pudieran financiar su siguiente número y la idea es que proyectos similares y artistas que quieran un ejemplar nos contacten, les donemos uno y ellos mismos encuentren una salida y beneficio. Es una manera con la que creemos podemos colaborar, porque la situación está de la chingada”, finalizó Demián Flores.

Obra solidaria
Esto contiene cada una de las carpetas:
  • ​Cuatro linóleos 
  • Un cartel / cartel en serigrafía   
  • Dos serigrafías impresas en cubrebocas
  • Siete fotocopias de archivos de dibujos y fotos 
  • La justificación de la edición firmada Flores y Macotela
  • Sobre impreso en serigrafía