Hoy se cumplen 101 años de su nacimiento 

Charles Bukowski: ¿quien fue el escritor underground?

Se considera que Charles Bukowski retrató el lado más oscuro y decadente de las calles de Los Ángeles; críticos
consideran que los textos del autor de Factótum y Cartero se ajustan a los tiempos de pandemia

Charles Bukowski
Charles BukowskiIlustración: Ismael F. Mira, La Razón
Por:
  • Raúl Campos

L a literatura de Charles Bukowski, símbolo del “realismo sucio”, escapista del underground y viejo indecente, aún posee una vigencia abrumadora a 101 años de su nacimiento, especialmente en la era del Covid-19, afirmaron expertos a La Razón.

Bukowski estableció una relación enfermiza con el alcohol y las relaciones carnales, las cuales fueron temas recurrentes en las letras de Henry Chinaski (su álter ego), quien además dio cuenta, desde las decadentes calles de Los Ángeles, de la crisis existencial humana, el rechazo al Sueño Americano, la soledad, el hastío y la podredumbre en las personas.

En obras como La senda del perdedor, Factótum y Cartero, Bukowski también retrata la crudeza de la vida durante la Gran Depresión y en los barrios bajos, la explotación laboral y el absurdo de la vida presente en la psique de la sociedad. Tópicos que la escritora Susana Iglesias señaló han sido exponenciados por la crisis sanitaria del coronavirus.

“Algunos de sus temas recurrentes son el absurdo, el suicidio y la Gran Depresión, los cuales regresan ahorita con esta pandemia: otra vez estamos ante una situación límite en la economía, la cual resulta despiadada en los estratos más bajos y que además genera crisis existencial en las personas”, comentó la autora de Señorita Vodka.

¿Cuáles son las temáticas que abordó Charles Bukowski?

A Bukowski frecuentemente se le califica de misógino por la manera en que retrata a sus personajes femeninos, situación que David García, director del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, explicó se debe a que algunos de los lectores suelen encontrar su obra difícil, pues los enfrenta con la “crudeza de la realidad”.

“Él hace una radiografía del género femenino y de él mismo. En Mujeres encontramos un retrato de la mujer hecho de una manera simple, explícita y que abunda en descripciones sexuales. Llamaba a las cosas por su nombre y las mostraba como eran, lo cual para muchos puede ser un golpe. Ofrece una literatura provocadora, que reta a ver la dureza del mundo”, añadió el académico.

Susana Iglesias afirmó que las mujeres fueron una gran influencia en la vida de Bukowski: “Bárbara fue la editora que lo impulsó, otra de sus novias fue quien le enseñó a apostar en el hipódromo y a Jane le dedicó un poema maravilloso. Sin ellas él no sería nada, hubiera terminado muerto de cirrosis en una banqueta”, aseveró.

Además, resaltó que Bukowski era un ferviente admirador de las mujeres, pues las veía como “seres superiores”; y aseguró que quienes lo tachan de misógino no lo han sabido leer. “Él fue un misántropo, no un misógino, son cosas distintas”, remarcó.

Gráfico

Recordó una carta que el autor le escribió a las feministas de su tiempo, en la que les dice que con sus personajes él no está haciendo una apología del odio ni un tratado moral, sino pura ficción.

Ambos especialistas invitaron a descubrir la poesía del “viejo indecente”, en la cual Iglesias resaltó logra plasmar la condición humana.

“Muchos lo relacionan únicamente con prostitutas y borrachos, no salen de ese cliché; deben voltear a sus versos, en ellos muestra como ama y odia al mundo al mismo tiempo”, describió.

Finalmente describió su vida como una verdadera historia de éxito: “saltó de la marginalidad al lujo: pasó de las pensiones más mugrosas del Hollywood West, dormir en una banca del parque y tener una maleta de cartón mojada, a vivir en San Pedro, ser dueño de un Jaguar del año, ser enterrado en un lujoso memorial en Palos Verdes y cumplir su sueño: vivir de su escritura y en abundancia”, comentó. 

Charles Bukowski
  • Ocupación: escritor
  • Nacimiento: 16 de agosto de 1920, en Andernach, Alemania
  • Muerte: 9 de marzo de 1994, en Los Ángeles, California