Publica La sombra del mamut

Fabio Morábito escribe cuentos con mayor libertad

Veinticuatro historias escoltadas por los juegos de la imaginación; afirma en entrevista con La Razón que se dio “el lujo de narrar por el simple placer de hacerlo”

El autor, en una foto promocional de su libro.
El autor, en una foto promocional de su libro.Foto Cortesía: Barry Domínguez/ Fotogrammas
Por:
  • Carlos Olivares Baró

El narrador y poeta italo-mexicano Fabio Morábito (Alejandría, 1955) no había tenido presencia en los espacios editoriales mexicanos desde la publicación de El lector a domicilio (2018): Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores. Autor que ha escrito toda su obra en español, a pesar de que su lengua materna es el italiano: destacan La ola que regresa. Poesía reunida (2006); los cuadernos de cuentos El idioma materno (2014) y Madre y perros (2016); la novela Emilio, los chistes y la muerte (2009), y el volumen de prosa ensayística — Premio Roger Caillois— Berlín también se olvida (2015).

Ya está disponible en librerías La sombra del mamut (Sexto Piso, 2022): 24 historias escoltadas por una crucial parada en las estaciones de los espejismos. Tramas imbuidas en lo inverosímil que se hacen ‘reales’ a través de convincentes recursos regidos por la imaginación: cuadrante de personajes marginales, solitarios, aparentemente sin atractivos, protagonistas de trances cotidianos en mudanzas hacia trochas extraordinarias.

“La pandemia, su pausa, quizá la perplejidad, hizo posible que me sintiera más libre, con más capacidad de tener confianza en que las historias pueden ir brotando hasta lograr que sean interesantes o atrayentes para los lectores, así tranquilamente. Lo escribí durante la pandemia regido por una voluntad infundida por la libertad creativa. Me di el lujo de narrar por el simple placer de hacerlo, con la intención de configurar espacios narrativos tentadores”, expresó a La Razón, Morábito, Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 1991 por De lunes todo el año.

¿Prosa sin adornos, diálogo con los lectores desde la transparencia? Huyo de esa prosa cargada de alegorías y alusiones. Soy partidario de que el discurso narrativo privilegie la historia, con recursos que vayan directo a la trama; por supuesto, con limpieza estilística. Estoy muy influenciado por Salinger, Raymond Carver, Thomas Wolfe o Flannery O’Connor.

Es el libro escrito con más arrojo. Me di cuenta: no hay que rebuscar mucho, basta poco para emprender la escritura de un cuento

Fabio Morábito, Narrador

Usted ha dicho que los personajes de un cuento son más universales que los personajes de una novela. ¿Cómo lo sustenta? Los personajes de un cuento dan la posibilidad de establecer conexiones con asuntos cercanos. El ser humano del cuento es más universal que el de la novela, porque se proyecta en un espacio y tiempo muy propio, con índices psicológicos precisos y características muy peculiares. El cuento nos permite una filiación más próxima con los personajes.

¿Emoción escoltada por la imaginación para no sentirnos excluidos de lo real? Todas las historias de este libro parten de algo muy peculiar: la única manera de volcar emociones. Los episodios de nuestra vida, aparentemente banales, pueden converger en situaciones a veces adversas, a veces hilarantes. El misterio acompaña la aparición de un relato: la imaginación lo salva todo; sí, ella nos instala en la realidad, aunque parezca paradójico.

¿Cree usted en el knock-out de Cortázar o en la propuesta de Piglia de un tema subyacente en la trama del cuento? No tengo una teoría al respecto. Creo que el knock-out cortazariano ha cambiado con el desarrollo del cuento. Piglia nunca profundizó en su propuesta. Yo creo en la posibilidad de ir descubriendo el cuento en el transcurso de la escritura: en esa faena, las historias se encuentran a sí mismas y con quien las escribe.

Usted tiene fama de perfeccionista. ¿Cómo es su método de trabajo? Escojo las historias entre muchas que me vienen a la cabeza. Me equivoco con frecuencia y guardo lo que no sale en el primer borrador; empiezo cuentos que luego no me atraen, me doy cuenta que el asunto deja de interesarme o sencillamente, ya han perdido el encantamiento. Soy muy obsesivo con las correcciones: no recuerdo en este libro haber realizado muchos cambios: las tramas se me fueron dando de manera inmediata.

¿Autor que apela a narradores que cuentan desde el placer? Reitero: el libro escrito con mayor libertad, con más arrojo. Me di cuenta: no hay que rebuscar mucho, basta poco para emprender la escritura de un cuento. Por ejemplo, el relato “Paso de fauna”, sólo tenía el título, tenía deseos de escribir un cuento con ese rótulo, muchos me han dicho que es uno de los mejores cuentos del volumen.

DANZÓN
​Fabio Morábito

Todos los días a las siete de la mañana, en el quiosco del parque que se encuentra a dos cuadras de donde vive, mi madre toma una clase de danzón que imparte Abraham, un joven de treinta años. Por ser una iniciativa municipal para personas de la tercera edad, la cuota es módica (300 pesos al mes), que pago yo, como todo lo que concierne a mamá. El grupo empezó con ocho mujeres y tres hombres, todos mayores de setenta años, y como ocurre a menudo en este tipo de actividades, el entusiasmo inicial fue menguando, empezaron las deserciones y de los ocho integrantes del principio ahora sólo quedan mamá, la señora Evelina y su prima, Rutilia, las dos “un primor de personas”, en palabras de mi madre.

Hace un parte de semanas me llamó mi mamá para decirme que Rutiliia y Evelina no se habían presentado esa mañana en el quiosco y, como ella era la única alumna, le había propuesto a Abraham suspender la clase, pero el maestro había insistido en dársela y, cuando terminaron, mamá quiso agradecérselo invitándolo a desayunar en el Vips que está a dos cuadras del parque. Mientras desayunaban, Abraham le confesó que quería dejar el curso, porque el municipio le pagaba el ochenta por ciento de la cuota de cada alumno, y como habían quedado sólo tres, ya no le convenía, además de que la política del municipio era cerrar los cursos que tuvieran menos de cinco inscritos.

TOMADO DEL LIBRO LA SOMBRA DEL MAMUT.

La sombra del mamut
La sombra del mamut
La sombra del mamut
  • Autor: Fabio Morábito
  • Género: Cuento
  • Editorial: Sexto Piso, 2022