“Sangre, sudor y llaves” 

Festival Macabro 2021: ¿dónde ver filme sobre la lucha libre en Coacalco?

En “Sangre, sudor y llaves” se muestra cómo subsiste la pequeña Arena Coliseo Coacalco en el Estado de México; se cuenta la vida de “El Magnífico” y “Aramis” 

“Sangre, sudor y llaves”
“Sangre, sudor y llaves” también retrata cómo ha sobrevivido la Arena Coliseo de Coacalco.Especial
Por:
  • Jesús Chavarría .

En “Sangre, sudor y llaves”, documental que trae a la Ciudad de México el Festival de Cine de Terror Macabro 2021, sin hacer apuntes a alguna estilización, apostando por las miradas furtivas desde los esquineros, los recorridos a ras de lona y las tomas abiertas que no sólo revelan las entrañas de show, sino que evidencian la falta de glamour propio de las arenas al margen de las grandes urbes, los directores dejan en claro que además de que conocen el insólito universo del cuadrilátero, no pretende recargarse en ningún bando, siendo congruente con el retrato que presenta.

“Sangre, sudor y llaves”, de Guinduri Arroyo y Orlando Jiménez Ruiz, no trata sobre rudos o técnicos, sino de los seres humanos que vestidos con mallas y usando máscaras, entre la gritería del mucho o poco público que llega a congregarse en estos pequeños lugares, se afanan en ganarse la vida y alcanzar sus sueños, sin traicionar la tradición que define el que sin duda es uno de los fenómenos de mayor arraigo en la cultura popular mexicana: la lucha libre.

Cartel del documental “Sangre, sudor y llaves”.Especial

Mientras por un lado conocemos a “El Magnífico”, esteta de buena presencia que mantiene la mira en los grandes escenarios, se nutre con la satisfacción de formar a nuevas generaciones. Por el otro, nos encontramos con un joven enmascarado de nombre “Aramis”, quien con cada función comienza a arañar el estrellato.

Es a partir del contraste entre estás dos historias, que se muestra cómo subsiste la pequeña Arena Coliseo Coacalco en el Estado de México, proyecto familiar impulsado por el patriarca “El Justiciero” —quien hizo un lugar en los circuitos más importantes a finales del siglo pasado— estructurando el relato a “dos de tres caídas”, con base a la lucha de apuestas que sostuvo contra “Felino”, lo cual marcó un antes y un después en su carrera. Esto último gracias al uso de la transmisión de dicho combate, que en su momento hizo televisa.  

Es cierto que hay un abrupto salto de tiempo que fragmenta la película; sin embargo, el desarrollo no pierde el paso, además de que los comentarios incidentales de leyendas del cuadrilátero como el “rudo de siete suelas”, Cien Caras; el “Macho de Lagos de Moreno”, Máscara Año 2000; Ringo Mendoza, Sangre Azteca y el legendario Atlantis, además de la fugaz aparición del fallecido“Rey del Beautiful” Emilio Charles Jr., se convierten en una grata sorpresa para los aficionados.

Así pues, como decíamos de inicio, “Sangre, sudor y llaves" no luce grandes alardes en su manufactura, pero esto lo compensa con el valor del testimonio, el uso del lenguaje visual que resulta muy acorde, pero sobre todo con mucho corazón. Es parte de la edición 20 del Festival de Cine de terror Macabro, que se desarrolla en la CDMX y tiene el acierto de estar salpicada con mucha Lucha Libre Mexicana, gracias a la inclusión de “Operation Luchador” y “Nail in the coffin: the fall and rise of Vampiro”, las cuales a pesar de ser producciones canadienses”, se conecta de manera directa con nuestra forma única de interpretar el también llamado “Arte del Pancracio”.

La función de “Sangre, sudor y llaves” es este sábado 28 de agosto en el Cine Villa Olímpica, a las 17:00 horas.

AG