Teatro

López Tarso se ejercita para regresar al teatro

El primer actor vuelve a los escenarios a más de un año de confinamiento; su preparación incluye caminar en casa para fortalecer sus piernas y rodillas

20-2
El destacado intérprete, en el montaje El padre, en 2018.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Adriana Góchez .

El reconocido actor Ignacio López Tarso, tras más de un año de confinamiento y de realizar seis streamings, se alista para volver a los escenarios. Un reto que lo mantiene desde ayer en una terapia de rehabilitación física, que consiste en caminar en su casa, subir y bajar escaleras para desayunar y comer, con el fin de fortalecer sus brazos, piernas y rodillas.

La obra con la que López Tarso, de 96 años, retoma las funciones presenciales es Una vida en el teatro, la cual interpreta con su hijo Juan Ignacio Aranda. Un montaje que supone un importante desafío físico y mental.

“Ni mi padre ni yo estamos en condiciones físicas para hacer la obra. La geriatra nos dijo que necesitaba una terapia de rehabilitación para volver, inició hoy (jueves) y se sintió cansado”, detalló ayer Aranda, en conferencia de prensa en el Centro Histórico de la Ciudad de México, en la cual se esperaba la presencia del actor de Macario; sin embargo, no pudo acudir.

“Vi a mi geriatra y me recomendó un reposo de una semana, de estar muy quieto y tranquilo, me da mucha pena no estar con ustedes”, dijo el primer actor en un audio que envió.  

Tras haber sido vacunado contra el Covid-19, López Tarso alista una gira que comenzará el próximo 3 de julio en el Teatro Ocampo, en Cuernavaca. Además de la terapia de rehabilitación, ya comenzó a rememorizar el libreto de 72 páginas.

Está bien (Ignacio López Tarso), pero sin ejercicio no tiene condición para dar dos funciones. Se está fortaleciendo para que no haya riesgo como en la última función de 2019

Juan Ignacio Aranda, Actor

“Llevamos dos semanas (repasando el libreto), mi padre tiene una memoria extraordinaria; el lunes comenzamos a revisarla sin movimientos, en su casa. El 27 de junio tenemos un ensayo general”, agregó Aranda.

Pese a su condición de salud, que mantiene al primer actor, conectado a un tanque de oxígeno y de que requiere del apoyo de una andadera para caminar, el histrión sigue trabajando con entusiasmo y no piensa en retirarse.

“No está planeado un retiro, ahorita hay programadas funciones de aquí a agosto; hay una película en la que será el protagonista, no se sabe ni cuándo (se rodará) ni nada; está preparando otro streaming, Confesiones de un guadalupano federalista, en el que interpreta a Fray Servando de Mier”, explicó Aranda.

El hijo de López Tarso señaló que el actor de Picasso hará un “esfuerzo sobrehumano para presentarse”, pero de una manera cuidadosa. “Decidimos que sus movimientos sean más cortos y sencillos, hay posibilidades de que salga a escena en andadera. No estamos haciendo una gira pesada, una o dos funciones al mes”, abundó.

En Una vida en el teatro, de David Mamet, López Tarso da vida a Roberto, un actor mayor y con una trayectoria consolidada; y su hijo, interpreta a un joven histrión llamado Juan.

“Van a ver el momento más íntimo que puede tener un actor, que es en el camerino, vemos de qué platican, cómo la escena modifica o altera la vida del histrión”, detalló.

La gira de López Tarso comenzará el 3 de julio en el Teatro Ocampo. Después irá a Toluca en agosto y a Querétaro, en septiembre.

Una vida en el teatro
  • Cuándo: 3 de julio
  • Dónde: Teatro Ocampo, Cuernavaca
  • Horarios: 18:30 y 20:30
  • Localidades: de $690 a $865