Martes 29.09.2020 - 05:32

Llega en lugar de Quique Setién

Koeman, el elegido para reestructurar al Barcelona

El originario de Zaandam jugó con los blaugranas de 1989 a 1995; el conjunto catalán ha invertido 1,180 millones de dólares desde la Campaña 2015-2016

Koeman
Koeman, el elegido para reestructurar al BarcelonaFoto: Especial
Por:

Toda época de éxitos y cosas buenas tarde o temprano llega a su fin. En los últimos cinco años eso es lo que le ha ocurrido al Barcelona, sobre todo en competencias europeas, pues desde su última coronación en la Champions League, en la Temporada 2014-2015, la directiva blaugrana ha invertido 1,180 millones de dólares, sin éxitos notables.

La gota que derramó el vaso fue la escandalosa goleada de 8-2 sufrida a manos del Bayern Múnich, lo que le costó al equipo blaugrana la eliminación de la Liga de Campeones de Europa. La directiva encabezada por Josep Maria Bartomeu no se quedó de brazos cruzados y de inmediato puso cartas sobre la mesa, comenzando por el cese de Quique Setién de la dirección técnica, que a partir de la siguiente temporada será ocupada por el neerlandés Ronald Koeman, quien ayer fue ratificado por el mandamás de la entidad catalana, en busca de la reestructuración que necesita el equipo para salir de la crisis deportiva.

“Si nada se tuerce, Koeman será el entrenador del Barça la próxima temporada. Ya conocemos cómo piensa y su filosofía”, indicó Bartomeu en entrevista con Barça TV.

Los equipos a los que ha dirigido Koeman se caracterizan por la posesión del esférico, la presión alta y las triangulaciones, situación que quedó de manifiesto en su paso como seleccionador de los Países Bajos (2018-2020).

Gráfico

Otra cabeza que ya rodó fue la del francés Eric Abidal, quien ayer dejó la dirección deportiva del club después de dos años al frente en una decisión de común acuerdo entre el exfutbolista y la institución.

El argentino Lionel Messi, estrella y emblema del equipo en los últimos cinco años, se nota cada vez más desesperado porque a nivel grupal los resultados no son los deseados. Atlético de Madrid, Juventus, Roma, Liverpool y Bayern Múnich han sido los verdugos del Barcelona en la Champions League desde la Campaña 2015-2016 hasta la actual y todos, a excepción de los colchoneros, golearon a los culés.

El primer jugador en irse del club, de los de aquella época dorada bajo la gestión de Josep Guardiola entre 2008 y 2012, fue Xavi Hernández, quien se fue precisamente después de la Orejona que el club logró en el ciclo 2014-2015. Andrés Iniesta, el otro pilar de la mediacancha blaugrana, se marchó de las filas del equipo a mediados de 2018. En ese inter el que dijo adiós fue el brasileño Neymar (se incorporó a la plantilla del PSG en 2017), pieza clave en el frente de ataque junto con Messi y Luis Suárez, quien es el único de todos estos futbolistas que aún permanece en la escuadra española.

El gran problema ha sido que los jugadores que han arribado al Barcelona para sustituir a esas estrellas no han estado a la altura, a pesar de su calidad. El ejemplo más reciente es el francés Antoine Griezmann, quien en su primera temporada registró 15 goles, cuatro asistencias y 3,499 minutos en 48 partidos. Pero antes del galo también pasaron sin pena ni gloria Arda Turan, Paco Alcácer, Paulinho y Philippe Coutinho.

De los titulares en la Campaña 2019-2020, los que cumplieron fueron el portero alemán Marc-André ter Stegen, el lateral Jordi Alba, los mediocampistas Ivan Rakitic, Frenkie de Jong y Sergi Roberto, además de Messi.

Gráfico

Los defensas Nelson Semedo, Clement Lenglet, Gerard Piqué, Sergio Busquets, en el centro del campo, y Griezmann y Suárez al frente quedaron a deber, al igual que el chileno Arturo Vidal, quien forma parte de la plantilla desde hace dos años y tampoco ha lucido como con la Juventus. El juvenil Ousmane Dembélé se la ha pasado más tiempo lesionado que jugando desde su arribo en 2018 y en la última campaña apenas sumó 492 minutos.

Por la edad, Piqué, Busquets y Alba (incluso el mismo Messi) ya están entrando a la última etapa de sus carreras, por lo que (a excepción de La Pulga) podrían ser los primeros sacrificados en la reestructuración que requiere el Barça para regresar a los primeros planos en el viejo continente.

  • El dato: Pese a que finalizó como subcampeón, el cuadro de la ciudad condal fue el que más goles anotó en el último torneo de LaLiga de España, con 86 anotaciones. En cambio recibió 38.