Se suicida Armando Vega Gil, bajista de Botellita de Jerez

Se suicida Armando Vega Gil, bajista de Botellita de Jerez
Por:

“No se culpe a nadie de mi muerte, el suicidio, es una decisión consciente, voluntaria, libre y personal”, escribió el bajista de Botellita de Jerez, Armando Vega Gil, tras la denuncia de violación en su contra por parte de una adolescente de 13 años publicada en la cuenta @MeeToMusicosMexicanos.

“La denuncia que se hace en #MeeToMusicosMexicanos es anónima, quien la lanza a las redes está en todo su derecho de hacerlo así, pero esto pone en entredicho toda mi carrera. Insisto, no ocurrió”, difundió el artista en su cuenta de Twitter antes de quitarse vida hoy en la madrugada en su domicilio de la alcaldía Benito Juárez.

Aseguró que ante dichas acusaciones, en redes no tendría manera de defenderse y cualquier cosa que hiciera sería usada en su contra, puesto que constantemente estaba en contacto con mucha gente, entre ellos, menores de edad.

“En esta perspectiva, lo que menos deseo es que mi hijo se vea afectado por la falsa acusación que se me hace. Debo aclarar que mi muerte no es una confesión de culpabilidad, todo lo contrario, es una radical declaración de inocencia, solo quiero dejar limpio el camino que transite mi hijo en el futuro. La única salida que veo frente a mi es la del suicidio”.

En la carta, Vega Gil agradeció a quienes se mostraron solidarios con él y lo cobijaron con amor durante sus 64 años de vida.

Horas más tarde, el grupo de rock, confirmó el suicidio “con un inmenso pesar, comunicamos que nuestro compañero Armando Gil Vega falleció la madrugada de hoy”.

De acuerdo con el boletín publicado por la PGJ-CDMX, el cuerpo del músico fue encontrado “colgado de un árbol con un alambre” al interior de su domicilio en la colonia Narvarte de la alcaldía Benito Juárez a las 05:40 de la madrugada.

Trayectoria de Armando Vega Gil

Armando Vega Gil fue fundador de una de las bandas más influyentes del rock mexicano, Botellita de Jerez, agrupación creada a principios de los años 80 en la Ciudad de México.

Siendo antropólogo de profesión, Vega Gil se dedicó a diversas ramas de la expresión artística como el cortometraje, el performance, y el guionismo cinematográfico y de televisión en colaboración con comediantes como Andrés Bustamante.

Asimismo ganó tres premios nacionales de literatura en México, entre ellos el San Luis Potosí de cuento, y obtuvo ocho reconocimientos más.

Publicó 32 libros, entre ellos La ventana y el umbral (poesía); Diario íntimo de un guacarróquer (novela autobiográfica estridente); La música de las esferas, donde reúne su obra narrativa reciente y Picnic en la Fosa Común, una novela policíaco-apocalíptica de nota roja y terror cósmico.

Mientras que en 2010 apareció en carteleras Naco es chido, película de la que fue coguionista; así como en el 2013 se estrenó El crimen del Cácaro Gumaro, escrita por él en colaboración con Andrés Bustamante y Emilio Portes, y donde el propio Vega-Gil participó actuando.

A partir del 2012, su cortometraje animado, Como perros y gatos, circularía en circuitos de festivales y muestras como el Guanajuato International Film Fest (GIFF), el FIABC de Barcelona y Short Shorts de la Ciudad de México, hasta ser nominado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de México para recibir el Ariel por mejor corto de animación del 2012.

Como fotógrafo, publicó parte de su trabajo vía Instagram en @armandovegagil y Letras explícitas. Su primer exhibición individual fue Retratos de lo invisible en el Centro Cultural Bicentenario Mexiquense en noviembre del 2015.

 

 

cls