La moda tóxica: Industria de "Fast fashion", la más dañina para el ambiente

La moda tóxica: Industria de
Por:
  • karen_rodriguez

Detrás de una prenda de vestir de moda además de glamour hay una industria que causa daños al medio ambiente y afecta la salud de las personas debido a que contiene sustancias tóxicas que el cuerpo absorbe durante todo el tiempo que ésta es portada.

“La ropa la llevamos todo el día con nosotros, entonces todos estos químicos que traen las prendas nuestro cuerpo los absorbe. Esto a lo largo del tiempo nos va a afectar y generar enfermedades”, señaló Jean Verdier, director de la plataforma que promueve la sustentabilidad en el país: Fashion Green MX.

Incluso una de las fibras naturales más usadas en la industria, el algodón, tiene elementos tóxicos. “Este es el textil más contaminante del planeta y que más químicos utiliza, porque hay que teñirlo”, explicó Verdier durante el congreso Brother Fashion Space 2016 en la Universidad Jannette Klein.

El Dato

El fundador de Fashion Green MX recordó que colaboró con Greenpeace en un estudio sobre la toxicidad de las prendas.

Explicó que en la investigación "Hilos tóxicos: los grandes parches de la moda" se reveló que las marcas de "Fast fashion" o "Moda rápida" son las que más dañan el ambiente, debido a que se trata de empresas que ofrecen las nuevas tendencias en ciclos cada vez más cortos.

La marca Zara puede armar una línea de ropa de siete a 30 días y reponer la más vendidos en las tiendas en tan sólo cinco días; en cambio, las casas de moda trabajan para sacar colecciones dos veces al año, de acuerdo con el estudio mencionado.

Para contrarrestar los daños que causan las empresas, Jean Verdier apoya a los diseñadores "que están haciendo algo por el medio ambiente y la responsabilidad social, y que no tengan un espacio formal para presentar sus propuestas”, explicó.

Algunos diseñadores ecológicos que se han presentado en la plataforma Fashion Green México son: Mildren Rubin, Pineda Damián de Proyecto Joya, Eduardo Pico, Natalia Zairick y POLEN.

Pero ¿qué pueden hacer los consumidores de ropa para elegir prendas que no perjudiquen al planeta ni el propio cuerpo? De acuerdo con Verdier los primeros datos que dan información sobre las prendas son las etiquetas. "Basta con leerlas tantito para saber de dónde vienen y cómo fueron hechas”.

Dijo que se trata de ser consumidores informados para elegir de mejor manera a qué empresa queremos darle nuestro voto. “No se trata de apartarnos de las tendencias, sino ser consientes de a quién le estamos comprando y lo qué estamos comprando ", explicó.