Investigan a empresa de seguridad privada

“En Chiapas no hay impunidad para nadie”

Gobernador y fiscal garantizan que habrá justicia sin nepotismo ni influyentismo; el guardaespaldas no es funcionario, aclaran; trabaja en empresa de seguridad

Rutilio Escandon
Rutilio Escandón, gobernador de Chiapas.Imagen de archivo.
Por:
  • La Razón Online

Luego de que se diera a conocer la agresión sufrida por Juan Carlos Arizmendi, exyerno del gobernador de Chiapas, quien fue baleado por un escolta de seguridad,   el mandatario Rutilio Escandón reafirmó que en el estado se garantiza el cumplimiento de la ley sin que nadie esté por encima de ésta.

Por lo que aseguró que ante los hechos violentos ocurridos la tarde del sábado 20 de junio en el centro de Tuxtla Gutiérrez, imperará la justicia y la legalidad.

Tal como se realiza en todos los casos, se esperará la determinación de las autoridades de procuración y administración de justicia, al tiempo de aclarar que la persona detenida por estos hechos no es servidor público sino que labora en una empresa de seguridad privada, misma que está siendo investigada, señala un comunicado del gobierno estatal.

El fiscal del estado, en conferencia de prensaFoto: Especial

Escandón Cadenas fue enfático al señalar que los tiempos de nepotismo, influyentismo y privilegios para unos cuantos ya se terminaron, por lo que garantizó que no habrá impunidad y que se llegará hasta las últimas consecuencias en este caso, sin importar lazos familiares, de amistad o compadrazgos.

De esta forma, destacó el trabajo que se ha venido realizando en coordinación con los tres órdenes de gobierno, para dar certeza a la población en materia de seguridad y justicia, ya que, dijo, desde la Federación se impulsa una nueva cultura donde la prioridad es procurar el bien común, dejando atrás los vicios del pasado.

Reitera Llaven Abarca que en Chiapas no hay impunidad para nadie

El fiscal general Jorge Llaven Abarca informó en conferencia de prensa los avances de la carpeta de investigación por los hechos violentos suscitados el sábado 20 de junio en el centro de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, en la cual se logró la detención de Alberto “N” por el delito de homicidio en grado de tentativa, reiterando de manera enérgica que en Chiapas nadie está fuera de la ley y habrá cero impunidad a cualquier conducta delictiva.

El responsable de la procuración de justicia en Chiapas resaltó que derivado de las primeras diligencias de campo y gabinete se estableció que el hoy imputado, quien lesionó con proyectil de arma de fuego a Juan Carlos Arizmendi, labora en una empresa de seguridad privada, por lo que se investiga también antecedentes y permisos de dicha prestadora de servicios.

Armendariz fue baleado en el pie por un escolta de una empresa privada.Foto: Especial

“La Fiscalía General del Estado garantiza el trabajo de investigación, no habrá tráfico de influencia, el Gobierno y la Fiscalía del Estado han sentado firmes precedentes, en Chiapas no hay impunidad para nadie, eso quedó en el pasado, nadie por encima de la ley, nadie al margen de ella”, declaró Llaven Abarca.

Detalló que la víctima, que resultó con una herida en la pierna izquierda, se encuentra fuera de peligro, siendo su estado de salud estable; mientras que Alberto “N” fue puesto a disposición del órgano jurisdiccional para resolver su situación jurídica conforme al término constitucional.

Asimismo, Llaven Abarca señaló que la FGE se encuentra recabando datos de prueba, entrevistas de todos los involucrados y desahogando las periciales correspondientes para el esclarecimiento de los hechos.

VIOLENCIA FAMILIAR

En ese mismo marco, el fiscal general mencionó que se inició otra carpeta de investigación por el delito de violencia familiar en agravio de María “N” y un menor de identidad resguardada: “Tenemos evidencia de que hubo otro hecho en el fraccionamiento ubicado al sur poniente de Tuxtla Gutiérrez, por lo cual la víctima compareció y denunció a Juan Carlos “N”. Llevaremos a cabo las investigaciones correspondientes”.

Finalmente, el fiscal general refrendó su serio compromiso para garantizar el Estado de derecho en todo el territorio chiapaneco, a través de la política de cero impunidad y una procuración de justicia bajo los principios de imparcialidad, objetividad y transparencia.