Corrupción en Michoacán

Encuentran desvíos de Silvano Aureoles con inmobiliaria

Destinó cinco mil 186 millones 99 mil 288 pesos para el arrendamiento y compra de inmuebles a una empresa que no era propietaria de los predios

7
En Apatzingán, la casa de gobierno está construida junto al helipuerto.Foto: Especial
Por:
  • Yulia Bonilla

El gobierno de Silvano Aureoles destinó cinco mil 186 millones 99 mil 288 pesos para el arrendamiento y compra de inmuebles a una empresa que no era propietaria de los predios, en los cuales se construyeron siete cuarteles de policía.

Ayer, el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, reveló que con este modelo de corrupción se pagaron siete proyectos ejecutivos a la Inmobiliaria DyF S.A de C.V, para adquirir los terrenos luego de haber gastado tres mil 425 millones 732 mil 999 pesos en arrendamiento.

En el caso del cuartel construido en Apatzingán, el contrato de renta fue firmado el 9 de septiembre del 2016; sin embargo, se comprobó que la empresa adquirió la propiedad el 23 de octubre del 2019, lo que indica que el gobierno pagó la renta de un terreno del que la empresa no fue propietaria, durante más de tres años.

Una situación similar se presentó en los cuarteles de Lázaro Cárdenas, Coalcomán, Jiquilpan, Zitácuaro, Uruapan y Huetamo, todos adjudicados a la misma empresa.

El gobernador destacó al de Uruapan como el “abc de la corrupción”, ya que, de acuerdo con la declaración de un exregidor, el terreno fue donado por el ayuntamiento al Gobierno estatal; sin embargo, éste firmó el contrato de renta con la misma empresa en 2017.

Dos días antes de que concluyera la administración de Aureoles, su gobierno decidió comprar los inmuebles por mil 760 millones 366 mil 289 pesos. Es decir, en el caso de Uruapan, la administración rentó y compró un predio que originalmente era de su propiedad.

También se evidenciaron las condiciones en las que se encuentran hoy los cuarteles, los cuales, a pesar de su alto costo, están hechos de plástico.

Destacó que, en cada cuartel, también se construyeron casas de gobierno en las que Aureoles se hospedaba.

Se mencionó que las puertas, ventanas y paredes fueron blindadas, además de que todas cuentan con jardín, aire acondicionado y fueron amuebladas.

  • El dato: El gobernador señaló que la “inversión excesiva” que se hizo para estas construcciones provocó daño al erario y carencias para los cuerpos de seguridad.