Niega que se le indague por delincuencia organizada

El fiscal de Morelos no es adversario: Carmona

El encargado de procurar la justicia estatal acusa embestida política a su trabajo; afirma que el descrédito a su instancia sólo es capitalizable por el crimen

8-1
Carmona Gándara, en una imagen de archivo de septiembre pasado.Foto: Cuartoscuro
Por:

En medio de lo que llamó un embate político en su contra, que se ha materializado en un juicio de desafuero en la sección instructora de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, el fiscal General de Morelos, Uriel Carmona Gándara, afirmó que el desprestigio de su trabajo sólo favorece a la delincuencia.

“En algún punto, las autoridades deben tener prudencia y darse cuenta de que no somos adversarios, porque mandar el mensaje de que somos adversarios solamente es capitalizable por la delincuencia”, dijo a La Razón, al negar que exista contra él una investigación relacionada con terrorismo, tráfico de armas o delitos contra la salud.

De acuerdo con información que se difundió ampliamente en mayo pasado, la Fiscalía General de la República (FGR) abrió la carpeta de investigación FED/SEIDO/UEITATA-MOR/0000286/2020, por una supuesta denuncia ciudadana en contra de Carmona Gándara, por “graves delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita, además de delincuencia organizada en su modalidad de terrorismo, acopio y tráfico de armas y lo que resulte”.

Sin embargo, el fiscal morelense aseguró que no ha sido notificado desde la FGR por estos cargos, por lo que, insistió, la información es falsa.

“La SEIDO (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, dependencia de la Fiscalía General de la República), inició una carpeta y una consecuente investigación bajo la premisa de que cuando fui designado fiscal General de Morelos (en febrero de 2018) yo carecía de los exámenes de control de confianza en el momento de mi designación, ellos estimaron jurídicamente que eso es constitutivo de un delito que se llama ejercicio indebido del servicio público”, dijo.

Lo que yo puedo inferir es que se trata de un tema político, un tema de deslegitimación, desprestigio, porque desde la Fiscalía de Morelos se ha procedido legalmente en contra de actores políticos que han incomodado a algunas autoridades

Uriel Carmona Gándara, Fiscal General de Morelos

“Desconozco por qué en medios de comunicación se ha dicho que se trata de delincuencia organizada, acopio de armas; lo que yo puedo inferir es que se trata de un tema político, un tema de deslegitimación, desprestigio... porque desde la Fiscalía e Morelos se ha procedido legalmente en contra de actores políticos que han incomodado a algunas autoridades y ese es el tema central”, dijo.

Carmona Gándara destacó que muestra de la autonomía de su cargo respecto al Gobierno del estado es la molestia que su actuar y la del Ministerio Público ha generado entre algunas autoridades.

Frente al juicio que enfrenta en la Cámara de Diputados, por el ejercicio indebido del servicio público, remarcó que se trata “de un tema administrativo” al que puede responder con pruebas, pues, dijo, la carencia de los exámenes de control de confianza la subsanó después de que asumió el cargo ante la propia Fiscalía General de la República.

“En la Constitución del estado de Morelos (cuando fue designado en la Fiscalía local) no se me exigía que yo tuviera ese examen, se tiene que cumplir con posterioridad, algo que hice (…) soy notario, una persona sana, decente y tengo la convicción de seguir viviendo aquí, con mi familia”, declaró.

DESTACA COORDINACIÓN CON LA ADMINISTRACIÓN BLANCO

 A pesar de “las aristas políticas” que pueda haber, Gándara afirmó que existe un trabajo constante y de colaboración entre la Fiscalía General de Morelos y las autoridades estatales, por lo que rechazó la idea de que, como han opinado expertos y organizaciones civiles, la entidad gobernada por Cuauhtémoc Blanco viva un clima de ingobernabilidad.

“No me corresponde hablar en el tema político, pero sí en la procuración de justicia, que está directamente vinculada con la seguridad pública —que le corresponde al gobierno del estado—, por su puesto que no hay ingobernabilidad, por supuesto que el control del territorio lo tienen las autoridades estatales; se hace un esfuerzo conjunto con autoridades federales y municipales en los trabajos de seguridad pública y procuración de justicia”, comentó.

  • El dato: El funcionario morelense afirmó que ya fue notificado del juicio de desafuero y que ya respondió, por lo que ahora espera a que sea nuevamente avisado del inicio del desahogo de pruebas.