Funcionarios del gobierno de Silvano Aureoles

Revisan denuncias contra la anterior administración

Alfredo Ramírez Bedolla subió a sus redes sociales una fotografía junto con Gertz Manero, tomada en la sede de la FGR, en la Ciudad de México

El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla.
El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla.Foto: Especial.
Por:
  • Daniela Gómez

El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, acudió ayer a la sede de la Fiscalía General de la República y se reunió con su titular, Alejandro Gertz Manero, para dar seguimiento a las denuncias presentadas en contra de funcionarios del gobierno de Silvano Aureoles.

El propio mandatario subió a sus redes sociales una fotografía junto con Gertz Manero, tomada en la sede de la FGR, en la Ciudad de México, momentos después de haber sostenido una reunión.

En su publicación en Twitter, el Gobernador de Michoacán no se refirió a su inmediato antecesor por su nombre, sino que sólo hizo alusión a las denuncias en contra de “la administración anterior”.

Ramírez Bedolla escribió: “En Ciudad de México tuvimos el gusto de dialogar con Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, para dar seguimiento a las denuncias que presentó el Gobierno de Michoacán por desvío de recursos públicos durante la administración anterior”.

Hasta el momento han sido presentadas 12 denuncias penales relacionadas con diversas áreas del gobierno anterior. Las mayores irregularidades se han ubicado en seguridad pública,en donde se detectaron desvíos en la construcción de cuarteles, y en salud, en donde se subrogaron servicios por cerca de tres mil millones de pesos.

El actual gobierno también ha solicitado una auditoría a un préstamo de cuatro mil 90 millones de pesos que fue solicitado cuando estaba a punto de concluir la administración de Silvano Aureoles, recursos que supuestamente eran para la construcción de los distribuidores viales de Morelia y una serie de obras en el interior del estado, pero cuyo gasto no se justificó.

La más reciente denuncia proveniente de la actual administración data del pasado 1 de febrero, cuando la contralora del estado, Azucena Marín Correa, presentó la querella por un presunto derroche de mil 227 millones 865 mil pesos que el gobierno de Silvano Aureoles gastó en el uso de seis helicópteros y de un avión.