En menos de 6 meses, supera a enfermedades comunes

Virus causa mayor mortalidad materna en Chihuahua y NL

Con Puebla, estas entidades experimentan aumentos de más de 30 por ciento en sus indicadores desde que inició la pandemia; reconversión hospitalaria complica atención

COVID-19
Una joven acude a la unidad médica para el seguimiento de su embarazo.Foto: Cuartoscuro
Por:

Por primera vez, una pandemia se impuso como la primera causa de muerte de mujeres embarazadas en el país respecto a las causas comunes, con una amenaza latente para entidades como Chihuahua, Puebla o Nuevo León, que experimentaron aumentos significativos en sus índices de mortalidad materna.

Desde que se reportó el primer caso de coronavirus en el país (en febrero) a la fecha, los decesos en este sector de la población incrementaron en Chihuahua en 80 por ciento respecto a un periodo similar el año pasado, al pasar de 15 víctimas a 27 este 2020. En Puebla, la escalada fue de 33.3 por ciento, al sumar 24 embarazadas fallecidas, cuando en 2019 se reportaron 18. Ambos estados se encuentran entre los primeros cinco más afectados a nivel nacional.

En Nuevo León, el aumento fue de 100 por ciento, al sumar 14 este año, siete más que el previo, de acuerdo con el informe semanal para la vigilancia epidemiológica de muertes maternas con corte a la semana 29 del año.

Algo está sucediendo en México y necesitamos estudiarlo con mayor profundidad. Encontrar más elementos que nos ayuden a saber por qué se está convirtiendo en la principal causa de mortalidad de mujeres (embarazadas)

Hilda Eugenia Argüello, Observatorio de Mortalidad Materna de México

David Meléndez, secretario técnico del Comité Promotor por una Maternidad Segura, explicó a La Razón cómo el Covid-19 desplazó a otras enfermedades que generalmente acarrean los decesos en esta fase de la maternidad, como hemorragias o comorbilidades. 

“Es la primera vez desde hace 25 años que se tiene registro de una muerte materna por Covid-19, que además desplaza a otras causas como las hemorragias por embarazo o aborto, las clásicas directas”, precisó el experto en salud pública.

Gráfico

Para la primera mitad del año pasado, las enfermedades hipertensivas, hemorragias obstétricas y abortos se colocaron como las primeras causas de muerte materna —afectaron a entre 10 y 20 por ciento de las víctimas— este año; el Covid-19 fue la primera causa, con 81 mujeres afectadas, es decir 18.5 por ciento de todos los fallecimientos en esta categoría. Además, los decesos de mujeres embarazadas con sospecha de coronavirus ocuparon otro 6.2 por ciento en el espectro.

Hilda Eugenia Argüello, del Observatorio de Mortalidad Materna de México, explicó a este medio que hay algunas entidades que desde hace siete años no consiguen disminuir la mortalidad materna. Si a esta situación se le añade la pandemia, significa que nuevos focos rojos se están generando.

Es la primera vez desde hace 25 años que se tiene registro de la muerte materna, que una causa como la muerte por Covid-19 desplaza a otras causas que no sean las hemorragias por embarazo o aborto, las causas clásicas directas

David Meléndez, Secretario técnico del Comité Promotor por una Maternidad Segura

En el caso de Nuevo León, dijo, “en lugar de tener un ritmo de reducción de víctimas, ha ido en incremento en casi un 10 por ciento anual. Entonces, si vemos que ahora ha sido uno de los estados de los que se ha señalado que tienen un contagio comunitario intenso de Covid-19, la mortalidad materna puede ser también otro problema de salud pública que se sume” a la crisis.

La también experta en antropología social anotó que si bien al inicio de la pandemia se notificó que las mujeres embarazadas no presentaban mayor riesgo a contagiarse en relación al resto de las personas, “algo está sucediendo en México y necesitamos estudiarlo con mayor profundidad. Encontrar más elementos que nos puedan llevar a saber por qué se está convirtiendo en la principal causa de mortalidad de mujeres (embarazadas)”, destacó. 

Además, denunció que un elemento importante es la falta de “información práctica” a las mujeres para conocer en qué unidades médicas pueden atender sus embarazos, ante la reconversión hospitalaria que se originó debido a la contingencia y por la que nosocomios tuvieron que ser exclusivos para el Covid-19.

“Muchos de los estados no lo han hecho, la mujer difícilmente sabe qué unidades médicas funcionan y esta urgencia cuesta tiempo, que puede ser la diferencia entre la vida y la muerte”, advirtió.

  • El dato: A nivel nacional hubo 394 muertes maternas, 47 más que en la primera mitad del año pasado, un incremento de 13.5 por ciento, lo que hace patente la demanda de atención a este sector.