• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La Carpa principal tiene capacidad para 800 personas. Foto: AP

El albergue habilitado en el estadio Jesús Martínez “Palillo”, en la Ciudad Deportiva de la Ciudad de México, será insuficiente para alojar y atender al total de migrantes que se dirigen hacia la capital de la República en cuatro caravanas.

El albergue, según el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, tiene capacidad para cinco mil personas. A las 17:00 horas de ayer ya estaba a la mitad.

  • El dato: El STC Metro puso ayer en operación un programa de apoyo a los integrantes de la caravana migrante de centroamericanos.

Se espera que en los próximos días llegue a este espacio el resto de la primera caravana que, según la Secretaría de Gobernación (Segob), está integrada por cinco mil migrantes, pero que según la organización Pueblos Sin Fronteras, asciende a más de siete mil 200.

A esta cantidad habrá que agregar los aproximadamente cuatro mil 500 centroamericanos que vienen en otras tres caravanas y que siguen el mismo derrotero que la primera.

La carpa mayor del estadio Jesús Martínez “Palillo” sólo tiene capacidad  para 800 personas, por lo que el resto de quienes ya estan ahí duermen en las gradas.

Las condiciones de insalubridad son evidentes. Los migrantes se bañan alrededor de los tinacos que instaló el gobierno de la ciudad y el agua que corre va a dar a la cancha, parte de la cual ya está convertida en un lodazal.

Los migrantes lavan su ropa y la cuelgan en las mismas gradas en donde desayunan, comen y duermen, en condiciones que se acercan ya al hacinamiento.

Además, consumen alimentos que les llevan en envases de unicel y plástico, lo que produce una gran cantidad de basura de la cual nadie se hace responsable.

El pasado fin de semana, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad, Nashieli Ramírez, dijo que el albergue está calculado para que funcione sólo durante una semana.

De igual modo, el alcalde de Iztacalco, el morenista Armando Quintero, dijo ayer que su demarcación no cuenta con recursos para mantener el albergue por tiempo indefinido. Mencionó que en principio se decidió apoyar con alimento a los migrantes, porque se pensó que su estancia en la capital sería transitoria.

En tanto, vecinos de la colonia Magdalena Mixhuca exigieron a las autoridades mayor vigilancia por la presencia de migrantes, pues aseguran que desde el fin de semana ya hay decenas de indocumentados pidiendo dinero en las calles.

“Yo los veo y me da mucha tristeza, porque los veo muy delgados, muy desanimados; aquí en la ciudad los recibimos bien, vi que desde ayer ya les trajeron de comer, varios vecinos les llevaron ropa, les estuvieron dando el apoyo, pero sí hay unos que ya andan pidiendo dinero; quién sabe si sean o no migrantes, pero no estaría de más que aumentaran los rondines de patrullas”, indicó Rosa María Tello, vecina de la zona.

También hubo gente que se indignó porque el gobierno capitalino les llevó a los migrantes tinacos con agua para que se pudieran bañar, pues argumentaron que les están entregando el vital liquido,  del cual ellos carecen.

“No se vale que les traigan sus tinacos, que los traten como reyes y a uno, cuando no tiene agua le tardan años en que nos traigan las pipas, además tiran basura y no son ni para recogerla, ojalá que el Gobierno también atienda así a los suyos, tanto niño de la calle, tanto abandono y ahí no hacen nada”, dijo a este medio Bertín Castro, habitante de la zona.

Los migrantes llegan al albergue de Ciudad Deportiva en oleadas de 100 o 200 y algunos en familia, de manera aislada. Se calcula que entre Puebla y Veracruz aún hay aproximadamente cuatro mil 700 migrantes, los cuales llegarán a la capital en los próximos días.

Por otra parte, los integrantes de la segunda caravana, unos mil 500, arribaron ayer al municipio de San Pedro Tapanetepec, Oaxaca. La tercera caravana, unos mil 200, se encuentra en Pijijiapan, Chiapas, mientras que la cuarta, integrada por unos mil 800, se encuentra en Tapachula.

Ayer, el padre Alejandro Solalinde afirmó que se realizará una consulta interna para decidir cuántos migrantes se quedarán en la Ciudad de México y cuántos seguirán el camino hacia Estados Unidos.

Entrevistado en la Cámara de Diputados, Solalinde mencionó que se espera que lleguen al albergue del estadio Jesús Martínez “Palillo” aproximadamente ocho mil migrantes de los cuatro “éxodos”, pero que no todos se quedarán ahí por mucho tiempo.

Con información de Jorge Butrón, Fernando Nava y Elizabeth Osorio

Te puede interesar:

Ombudsman: plagian zetas a 100 migrantes