Acusa alianza entre Presidente y crimen

“Debe entender AMLO que su contubernio con el narco no es heredable”: Muñoz Ledo

El exdiputado de Morena señala que criminales se entienden con el que va a llegar; afirma ante la Copppal que ha aparecido un nuevo rey de la selva que es el narco; Francisco Labastida, excandidato presidencial, señala que “hay indicios, no pruebas concluyentes” de protección del Gobierno al Cártel de Sinaloa; apunta a visitas a Badiraguato

Porfirio Muñoz Ledo y Alejandro Moreno (centro), en la reunión de la Copppal, ayer.
Porfirio Muñoz Ledo y Alejandro Moreno (centro), en la reunión de la Copppal, ayer.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

El exdiputado de Morena, Porfirio Muñoz Ledo, acusó al Presidente Andrés Manuel López Obrador de sostener una alianza con el narcotráfico, por lo que le advirtió que “su contubernio con el crimen organizado no es heredable”.

Ayer, durante su participación en la XL Reunión Plenaria de la Comisión Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal) –cuya presidencia asumió por segunda ocasión el líder priista, Alejandro Moreno Cárdenas–, Muñoz Ledo afirmó que México “está iniciando una reversión autoritaria”.

El exlegislador calificó lo que ve como una intervención de las bandas criminales en la vida política del país, como la “aparición de un nuevo rey de la selva”, pues mientras en otros países se busca reducir la influencia del dinero en las elecciones, en México se da una “transformación sustancial” de la entrada de dinero de forma anónima, acentuó.

“Un nuevo actor que no existía en los procesos políticos viene a revolucionar lo que entendemos como procesos electorales. Participó durante las últimas décadas en terrorismos, caídas de gobiernos, lo que quieran, hasta en Ucrania está ahora; con Al-Qaeda, con Irak, que es la participación del narcotráfico en guerras internas. Ha aparecido un nuevo rey de la selva, que es el narco, porque potencia, en dimensiones nunca soñadas y nunca imaginadas, el uso del dinero”, sostuvo.

Clic aquí para reproducir video
Clic aquí para reproducir videoImagen: La Razón de México

Además, recordó el debate que se ha generado a partir del asesinato de periodistas en el país, cuya cifra es de 11 en lo que va del año, sobre lo que opinó que “México es el país que tiene los números más grandes de periodistas muertos… Estos periodistas son los que han llevado la cuenta, a ras de tierra, de las complicidades a nivel local que hay entre las autoridades y el narco”.

En un mensaje directo al titular del Ejecutivo federal, el político izquierdista remarcó que la actual administración está a punto de concluir, por lo que no se puede considerar que, lo que él considera un pacto con el crimen organizado, se pueda “heredar” a quien llegue al poder en los próximos comicios presidenciales.

“La pista se le está acabando; él piensa que puede heredar al siguiente gobierno su asociación delictuosa… Debe entender López Obrador que su contubernio o alianza no es heredable”, sentenció.

En ese sentido, advirtió que “ya no va a necesitar el narco del Presidente, va a prescindir del Presidente y habrá el peligro de que exija más a los nuevos actores”.

“Yo quiero advertir sobre todo esto… creo que todos debemos echar nuestras barbas a remojar y que América Latina necesita un diálogo más amplio”, dijo.

Por separado, el excandidato del PRI a la Presidencia de la República, Francisco Labastida Ochoa, también arremetió en contra del Presidente, al presumir “indicios que apuntan a una protección, que es muy sospechosa, del Gobierno sobre el narcotráfico, sobre el Cártel de Sinaloa”.

En entrevista con la periodista Carmen Aristegui, el priista cuestionó que el mandatario federal haya viajado a Badiraguato, Sinaloa, una localidad de cinco mil habitantes, a la cual sólo es posible acceder “con resguardo de los narcos”.

“Detrás pueden estar cosas muy sospechosas, pero no tengo la evidencia suficiente”, añadió.

Asimismo, sugirió que el Presidente también sostuvo un “pacto” con el PRI, para favorecerlo con votos en las elecciones del 2018, a cambio de impunidad para el expresidente Enrique Peña Nieto.

KEFS