Pretende obtener al menos $189 mil millones

Gobierno rasca en Banxico, partidos y fideicomisos por fondos para 2021

Busca sin ajustes fiscales cubrir déficit con remanentes por depreciación del peso y quitar 44 fondos; alista paquete económico; Mario Delgado impulsa bajar 50% gasto a partidos; oposición plantea reforma fiscal progresiva, frenar Tren Maya, aeropuerto...

AMLO
El Presidente en conferencia de prensa.Foto: Especial
Por:

Reducir las prerrogativas de los partidos, eliminar fideicomisos y recuperar remanentes del Banco de México (Banxico) son las principales propuestas que impulsarán los diputados de Morena y el Gobierno federal con el objetivo de recaudar 189 mil millones de pesos, cifra que representa 31.5 por ciento de los 600 mil millones de pesos, misma que se estima de déficit presupuestal luego de la pandemia.

A petición del Ejecutivo federal, el grupo parlamentario de Morena busca tener los consensos necesarios en el recinto de San Lázaro para aprobar la iniciativa para reducir 50 por ciento las prerrogativas a los partidos políticos, lo que permitirá un ahorro de tres mil millones de pesos.

Entrevistado en el Senado sobre el llamado de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para que los países recauden más impuestos, el coordinador de la bancada en San Lázaro, Mario Delgado, recordó que México no recurrirá a esa medida, por lo que exhortó a los grupos parlamentarios a impulsar la reducción de recursos a las fuerzas políticas.

“Si los partidos están a favor realmente de apoyar a la gente, es momento de hacerlo. Imagínense ustedes tres mil millones de pesos en este momento para atender la salud, serían buenísimos”, indicó.

Gráfico

Por separado, el coordinador de Morena en la Cámara alta, Ricardo Monreal, sostuvo que el Senado hará lo propio, pues “el próximo año tendremos los mismos números que éste. Es el mismo presupuesto que 2015, en términos reales tendremos menos presupuesto el año próximo que este año”.

Una iniciativa más que presentará Morena, es la extinción de 44 fideicomisos que, en caso de aprobarse, permitirá la reasignación de 36 mil 058 millones de pesos, por lo que la propuesta es discutida entre coordinadores de San Lázaro.

“Por estas dos acciones se recuperaría una gran cantidad de recursos sin aumentar impuestos”, explicó a La Razón, la diputada de Morena Juanita Guerra Mena, integrante de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

A la par de estas propuestas, el Gobierno federal también busca que el Banco de México entregue los remanentes derivados de la depreciación del peso, que para 2020 alcanzarán los 500 mil millones, pero que, según la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, sólo 30 por ciento, unos 150 mil millones, se puede destinar al incremento de activos del Gobierno federal, pues el resto se debe destinar a la amortización de la deuda pública.

Gráfico

Analistas, como los de Citibanamex, también prevén que el uso de recursos provenientes de fondos y fideicomisos de alrededor de 1.4 por ciento del PIB continúen tomándose, lo que implicaría el agotamiento total del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) a finales de 2020, dejando fuera la posibilidad de utilizarlos.

En conjunto, las tres propuestas suman poco más de 189 mil millones, un poco más de la tercera parte de los 600 mil millones de pesos que perderá el gobierno mexicano.

En San Lázaro, otras opciones son impulsar una Reforma Fiscal Progresiva que de acuerdo con el diputado del PRD Antonio Ortega son disposiciones para que paguen más impuestos los que más tengan, con lo que podría obtenerse más de un billón 400 mil millones de pesos.

“Pero el Presidente (Andrés Manuel López Obrador) no quiere hacerlo porque ese discurso forma parte de su campaña y hacerlo afecta a su imagen, debilita su discurso y en las elecciones lo debilitará, pero sin duda estas medidas son la salvación, no hay más”, consideró Ortega.

Otra opción que promoverá el sol azteca es estimular la inversión pública y privada porque el sector empresarial ya se comprometió a invertir dos millones por cada millón que ponga la Federación; “El Gobierno debe poner cinco por ciento del PIB para inversión, que más o menos equivale a 370 mil millones de pesos. De hacerlo, los empresarios pondrían 10 por ciento de PBI, que son alrededor de 700 mil millones de pesos”, resaltó el legislador perredista.

En tanto, la priísta Érika Sánchez, integrante de la Comisión de Hacienda, adelantó que su bancada insistirá en poner a consideración una iniciativa para que el Gobierno federal “posponga” los proyectos prioritarios del Aeropuerto, Tren Maya, y la construcción de la refinería Dos Bocas, entre otra obras, con lo que se ahorrarían recursos por casi un billón de pesos.

“Debemos dejar de buscar los centavos en esas propuestas de quitar dinero a partidos o eliminar fideicomisos, que además es criminal; necesitamos comenzar a buscar los pesos que están invertidos en esos grandes proyectos que en este momento no son necesarios para la reactivación económica. El gobierno federal tiene que hacer un alto y redirigir su política económica, no pedimos que se detengan, pero sí que se aplacen hasta un momento en el que mínimamente el país tenga un crecimiento”, apuntó.

  • El dato: Desde hace unas semanas el coordinador morenista Mario Delgado adelantó que el tema de los fideicomisos sería una de las prioridades para el arranque del periodo ordinario.

Con información de Berenice Luna