Al Ardent Defender, en Canadá, acudieron 135 elementos de 13 países

Desactiva Sedena explosivos con alta tecnología

Con un robot motorizado y trajes especializados, grupo de élite se enfrenta al peligro; siete elementos acuden a Canadá a perfeccionar técnicas

Sedena
Con un robot motorizado y trajes especializados, grupo de élite se enfrenta al peligroFoto: Cuartoscuro
Por:
  • Eduardo Cabrera

Con el fin de mejorar su capacidad de reacción ante una amenaza de explosivos, un grupo de élite de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), conformado por siete personas, acudió a una base militar en Ontario, Canadá, al curso de capacitación Ardent Defender. Se trata de un ejercicio en el que fuerzas conjuntas internacionales desarrollan operaciones para el manejo de artefactos explosivos.

“Este ejercicio nos da la oportunidad de perfeccionar nuestras habilidades para enfrentar este tipo de situaciones, es una capacitación especial y única en su tipo”, comentó a La Razón el Capitán Primero de Infantería, Carlos Alberto Mejía Medel.

Integrantes del GRE, encargado de la desarticulación de artefactos explosivos por parte de la Sedena.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón

Al Ardent Defender, que se celebra cada año, acudieron 13 países y 135 elementos de Fuerzas Armadas como México, Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Grecia, Australia y Colombia.

En el Grupo de Respuesta a Emergencias (GRE) de la Sedena hay un agrupamiento encargado de capacitar y formar elementos especializados en la desactivación de explosivos. Su preparación es dura y ardua, pues al trabajar con estos artefactos necesitan estar preparados física y mentalmente.

El equipo de respuesta incluye un robot.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón

Este agrupamiento de respuesta a emergencias acude a llamados de amenazas de bomba. Tras acordonar el área y desalojar por completo a los civiles, este grupo, equipado hasta los dientes, lleva a cabo la tarea de desarticulación del artefacto sospechoso.

“Tienes que tener mucha fuerza mental y física, pues cuando estás adentro del traje de protección las cosas pueden tornarse difíciles, hay personas que llegan a tener episodios de claustrofobia o que pueden ser susceptibles a desesperarse al notar la falta de oxígeno o las elevadas temperaturas adentro”, dice el Teniente Primero de Infantería, Eduardo Morales.

El traje que utilizan los elementos para estas tareas pesa entre 40 y 50 kilos, puede alcanzar una temperatura en su interior de 45 grados y cuenta con un sistema de ventilación e hidratación, es elaborado por el ejército mexicano y el casco es elaborado en Canadá.

Entre las herramientas utilizadas se encuentra un proyector de rayos X, que envía un escaneo general a una computadora con datos del interior de paquetes sospechosos y un cañón de agua que dispara a presión para así inutilizarlo.

El traje especial está hecho en México.Foto: Especial

Para casos de artefactos que puedan representar un riesgo mayor para la vida del personal, se cuenta con un robot motorizado que funciona con baterías eléctricas, es manejado a distancia por un operador especializado y se puede operar, dependiendo las condiciones, desde 350 metros de distancia.

El equipo que se asigna para una tarea de desarticulación consta de cinco personas; el operador del robot, el desarticulador, dos ayudantes y el conductor de la unidad.

  • El dato: En 2019 la Sedena integró a la primera mujer al GRE para especializarla en desactivación de explosivos: Adriana Ortega Castillo, subteniente de Artillería.