Apoyo a Madres Jefas de Familia

Conacyt incumple con pago de beca a madres solteras previsto para junio

El Conacyt había asegurado que para el mes de junio quedarían cubiertos los adeudos del Apoyo a Madres Jefas de Familia; sin embargo, beneficiarias aseguran que esto no ha pasado

Becas-conacyt-madres-jefas-de-familia
De acuerdo con diversos testimonios de las beneficiarias del Apoyo a Madres Jefas de Familia, el Conacyt sigue sin cubrir sus adeudosFoto: Especial
Por:
  • Otilia Carvajal

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) incumplió con el plazo para depositar a más tardar en junio los seis meses de beca pendientes a madres solteras que estudian una licenciatura.

Beneficiarias del programa Apoyo a Madres Jefas de Familia confirmaron a La Razón que el organismo no ha realizado el pago retroactivo de 24 mil pesos. Conviene decir que el adeudo, sumado al mes de julio asciende a 28 mil pesos.

En un correo enviado a las estudiantes el mes pasado, el subdirector de Movilidad de Conacyt, Ignacio Moreno Vázquez, les informó que el retraso ocurrió por una "adecuación administrativa de Conacyt".

"Estimamos que en el transcurso del mes de junio quedará solventado y estaremos en las posibilidades de iniciar el proceso de formalización de su beca", indicó en el mensaje.

Desde entonces, las beneficiarias no han recibido más información por parte del organismo ni han logrado comunicarse con las autoridades.

Este diario buscó al Conacyt para conocer su postura sobre el retraso en la entrega del apoyo económico, que hasta el 8 de julio no ha sido depositado, pero al cierre de edición no hubo respuesta.

¿Cómo se ven afectadas las becarias que no han recibido Apoyo a Madres Jefas de Familia que da el Conacyt?

Araceli fue aceptada en la convocatoria de 2020, pero la falta del apoyo para madres solteras de cuatro mil pesos le ha complicado el pago de los cuatrimestres de su universidad.

“Somos mujeres que estamos haciendo un doble esfuerzo en sacar adelante a nuestros hijos y al mismo tiempo poder estudiar una licenciatura, cumplimos con los requisitos que pide Conacyt. Y ahora nos estamos sintiendo abandonadas ya que no tenemos respuesta concreta”, expresó.

Ante la falta de respuesta de las autoridades, las becarias se han movilizado en redes sociales para visibilizar sus casos, sin embargo, señalaron que han recibido ataques por su condición de madres solteras.

Por su parte, Monserrat contaba con el apoyo para su último semestre en la Universidad Autónoma del Estado de México, pero tuvo que pedir una prórroga para el pago de la inscripción ya que no tiene los recursos suficientes.

Además, al ser beneficiarias del programa Apoyo a Madres Jefas de Familia, no pueden aspirar a otra beca ya que se cancelaría el apoyo, de acuerdo con las bases de la convocatoria.

“En estos siete meses que no nos han dado el apoyo una tiene que ver la manera de solventarlos, se prometió que en junio ya se tendrían los pagos y es un dinero que ya tienes en mente”, manifestó.

Además de esta situación, el organismo dirigido por María Elena Álvarez-Buylla tampoco les ha informado sobre la renovación del convenio que se firma cada seis meses.

Andrea, una de las afectadas, refirió que el año pasado recibieron el convenio el 20 de mayo, sin embargo, en esta ocasión no han realizado el trámite que es necesario para permanecer en el programa Apoyo a Madres Jefas de Familia.

¿En qué consiste el Apoyo a Madres Jefas de Familia que otorga el Conacyt?

La beca consta de un apoyo de cuatro mil pesos al mes para madres solteras o divorciadas que están estudiando una licenciatura o especialización técnica por un mínimo de seis hasta máximo de 36 meses para finalizar su carrera.

Las aspirantes deben mantener un promedio mínimo de 8 para permanecer en el programa Apoyo a Madres Jefas de Familia, de lo contrario se les retira el apoyo, de acuerdo con la convocatoria.

Lo anterior se suma a una serie de críticas que ha recibido el Conacyt durante la gestión de Álvarez-Buylla Roces por cambios en los procesos de admisión y permanencia del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), así como reducción de la oferta de becas nacionales y en el extranjero.