Uso de antibióticos podría aumentar muertes

COVID-19:  10 millones de muertes en el mundo por uso de antibióticos: AMIIF

El director médico y de asuntos regulatorios de la AMIIF declaró que la resistencia a los antibióticos podría derivar en millones de muertes en el mundo

Antibióticos
En el contexto de la pandemia por COVID-19, la AMIIF alertó que el uso excesivo de tratamientos antibióticos “puede derivar en 10 millones de muertesFoto: Pixabay
Por:
  • Antonio López

Fernando Fon, director médico y de asuntos regulatorios de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), hizo pública su preocupación por el uso y la prescripción excesiva de tratamientos antibióticos en el contexto de la pandemia por COVID-19. Alertó que ello facilita el desarrollo de bacterias resistentes en el cuerpo humano y reduce la eficacia de futuros tratamientos, lo que derivará en 10 millones de muertes en el mundo.

“La preocupación por la resistencia antimicrobiana es una preocupación mundial, si no tomamos las acciones que se requieren en los próximos años podemos tener el orden de 10 millones de fallecimientos, 10 millones de muertes de personas que son resistentes a los antibióticos que están actualmente disponibles”, puntualizó.

En una reunión de trabajo con diputados integrantes de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, el especialista dijo que aún no se tiene el estimado de muertes que puede haber en México por este tema, sin embargo, llamó a extremar la prudencia en la utilización de antibióticos.

“Es fundamental hacer un uso racional de esta importante alternativa terapéutica, y está en el ámbito no solamente del profesional de la salud hacer este uso racional sino también de las personas, tenemos esta mala práctica de hacer estas recomendaciones y decir “comadre tómate esto” porque a ellos les funcionó, eso debe erradicarse, es preocupante el peligro en el que nos encontramos por el mal uso de los antibióticos”, insistió.

Uso de antibióticos durante la pandemia por COVID-19

Actualmente la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) solo tiene autorizado el uso del Remdesivir y la Dexametasona, el último sólo para pacientes graves, sin embargo, la ciudadanía también ha hecho uso de un sinfín de antibióticos como los antigripales y antitusivos, entre otros.

Durante el encuentro, Fernando Fon, aprovechó para destacar que el COVID-19 permitió fortalecer la colaboración científica a nivel internacional, tanto que el código genético del Sars-Cov2 se compartió 12 días después de que China tocara las alarmas.

“Al 8 de marzo de 2021 la institución Clinical Trial reporta 3 mil 922 estudios clínicos relacionados con COVID-19, 89 de ellos en México. Sobre las vacunas contra COVID-19, la Organización Mundial de la Salud tiene registro de 81 biológicos en etapas clínicas y 182 en etapas previas, es un trabajo importantísimo de la comunidad científica internacional”, apuntó.

Finalmente, pidió no bajar la guardia, y llamó a escuelas, autoridades sanitarias, sector industrial, e inversionistas, a trabajar para lograr la vinculación, y con ello fortalecer la investigación en México.

“Necesitamos mirar hacia adelante, no será la última emergencia sanitaria que enfrentemos y tendremos que estar mejor preparados para la próxima, necesitamos establecer esa vocación de vincular a todos los sectores para fortalecer los resultados y catapultar la investigación”, concluyó.