Reyes Rodríguez, designado; José Luis Vargas, removido

Crisis, destitución… y Tribunal Electoral, con 2 presidentes

En acción inesperada, cinco magistrados quitan del cargo al polémico Vargas; dan cuenta de actuaciones indebidas y de la indagatoria de UIF en su contra; el depuesto magistrado alista controversia; el líder de la Jucopo plantea que el Senado actúe para evitar crisis, sus pares de oposición difieren 

3
El destituido magistrado durante una conferencia sobre la igualdad de género.Foto: Especial
Por:
  • Magali Juárez

En plena etapa del proceso de calificación de los comicios electorales federales y locales, así como la resolución de miles de impugnaciones, reventó el conflicto entre los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que vienen arrastrando desde hace meses.

Ayer, por unanimidad de votos, en una sesión pública, la mayoría de cinco magistrados de la Sala Superior votaron para remover a José Luis Vargas Valdez como presidente del órgano jurisdiccional y eligió como nuevo presidente de la Sala Superior a Reyes Rodríguez Mondragón.

Sin embargo, una hora después el propio Vargas Valdez desconoció dicha decisión, acusó a sus compañeros de dar un “golpe de Estado” y dejó claro que no va a renunciar a su cargo, el cual concluirá, subrayó, hasta noviembre de 2023.

“Lo sucedido constituye una ruptura constitucional y legal, por lo cual, esta presidencia sigue y seguirá llamando al diálogo, a la serenidad, a la institucionalidad. La única forma de resolver cualquier diferendo es a través del diálogo y, de no ser el caso, con el respeto irrestricto a las normas que regulan nuestra función. Somos jueces constitucionales y tenemos que actuar a la altura de nuestra investidura. Los albazos no son la forma en como en una democracia se solventan las diferencias”, dijo.

La confrontación entre Vargas Valdez, y los magistrados Janine Otálora Malassis, Felipe Alfredo Fuentes Barrera, Felipe de la Mata Pizaña, Indalfer Infante Gonzales y Reyes Rodríguez Mondragón se dio a partir de la sesión de las 13:30 horas, donde propusieron que se evaluara la gestión del magistrado presidente, lo que desató el debate en la Sala Superior.

“Les quiero pedir que estén a la altura de su investidura constitucional, que no estén intentando provocar un golpe de Estado, porque sencillamente no existe esa atribución para pretender evaluar a la presidencia y para pretender ocupar la posición que tengo como presidente y de la cual quiero decirles que ustedes me eligieron”, aseveró Vargas Valdez.

Por decisión, el magistrado presidente del TEPJF cortó la sesión pública de la Sala Superior y cerró cualquier posibilidad de diálogo con sus correligionarios.

Ante tal hecho, los cinco magistrados que conforman el bloque mayoritario convocaron por su cuenta a sesión pública a través de Janine Otálora Malassis, quien asumió funciones de presidenta por ministerio de ley, y votaron por unanimidad y con la ausencia de José Luis Vargas Valdez y de Mónica Soto, su remoción.

ENLISTAN ANOMALÍAS

Los magistrados electorales recordaron que durante su gestión como presidente Vargas Valdez acumuló una serie de irregularidades tanto en materia jurisdiccional como administrativa, lo que, dijeron, va en contra de los principios de imparcialidad del Tribunal Electoral.

Detallaron los señalamientos contra Vargas: discrecionalidad e inconsistencia en el turno de asuntos, el diferimiento de sesiones sin razones justificadas, falta de respeto hacia sus compañeros al llamarles “manada”, suspensión de la realización de foros, cobertura incompleta de boletines de prensa institucionales, negativa a someter a discusión la remoción del secretario general de acuerdos y la subsecretaria general de acuerdos, presunta aplicación forzosa del polígrafo y despido injustificado de personal administrativo.

Recordaron que, además, Vargas Valdez tiene abiertas investigaciones en su contra por parte de la Fiscalía General de la República y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

En ese contexto, a propuesta de Felipe de la Mata Pizaña, los magistrados electorales eligieron como nuevo presidente del TEPJF a Reyes Rodríguez Mondragón, quien asumió de inmediato el cargo.

Advirtió que uno de los principales retos que enfrenta el Poder Judicial es el fortalecimiento de su autonomía e independencia, ya que reconoció que la Judicatura opera bajo niveles de desconfianza que sólo han aumentado al paso del tiempo.

“El Poder Judicial debe sustraerse de cualquier vínculo con los poderes públicos y los poderes fácticos, un Poder Judicial libre es el cimiento sobre el cual podemos afianzar la construcción del Estado de derecho democrático.

“Si decae el Poder Judicial menguará en forma paulatina el imperio de la ley, disminuirá el control de la ilegalidad, de la violencia y de la lucha contra corrupción, pero sobre todo estará en riesgo la protección de las libertades, que son condición necesaria para que la democracia funcione”, expresó.

Por ello, el magistrado presidente Reyes Rodríguez Mondragón pidió a los integrantes del TEPJF actuar con “responsabilidad republicana”.

Mientras que la mayoría de los magistrados que reconocen a Rodríguez Mondragón como nuevo presidente del TEPJF utilizaron el canal alternativo de la Escuela Judicial Electoral para transmitir su sesión, Vargas Valdez continúa controlando los canales institucionales del Tribunal Electoral y difundió un mensaje en el que señaló que todas las decisiones tomadas por sus compañeros son nulas.

Anunció que este jueves convocará a una sesión privada para abordar la propuesta que presentó el magistrado Felipe de la Mata Pizaña, quien pidió analizar su desempeño como magistrado presidente, y dijo que volverá a convocar a una sesión pública para resolver los asuntos que quedaron pendientes.

  • El dato: Rodríguez Mondragón reiteró que el pleno de la Sala Superior está facultado para tomar las decisiones como su nombramiento.